Matando moscas con el rabo

Entradas etiquetadas como “Almería

“CHECK-IN DEMON” (II)


))ENJOY YOUR STAY((

Edu estaba colocando los tickets de las consumiciones del día en sus respectivos casilleros (el mueble estaba a espaldas del mostrador) mientras realizaba el cierre de departamentos en el programa. Parecía tener puesto el modo automático y al escuchar abrirse la puerta principal, se dio la vuelta. Se trataba de Emiliano, el vigilante de seguridad, que como cada noche llegaba unos diez minutos antes a su puesto de trabajo. Era un hombre robusto, alto, fuerte y siempre llevaba su gorra azul marina con la bandera española en un lateral de la visera. Se acercó al mostrador de recepción y ambos se dieron un apretón de manos a modo de saludo.

– Buenas noches, Emiliano.- dijo Edu.

– Buenas noches, hombre. ¿Cómo estamos?

– Ya sabes. No me puedo quejar. Al menos estoy trabajando todavía. En dos días se acaba el chollo porque cierran el hotel por temporada hasta el año que viene y aún no se sabe cuando exactamente.

– Pues ya sabes. Ahora toca echar currículums por todos lados como un loco a ver si tienes suerte. ¿Cuántas habitaciones quedan ocupadas esta noche? Dame las llaves, que voy a hacer la primera ronda.

Edu abrió un cajón y le puso las llaves encima del mostrador.

– Hay siete habitaciones ocupadas en la tercera planta. La primera y la segunda planta ya están desmontadas completamente. A ver si cuando vuelvas de tu ronda te acuerdas de mi y me traes un cafelillo de esos buenos que tu sabes. Así te preparo la contraportada del “As”- y sonrió. En la última página de ese periódico deportivo, aparece siempre una chica sexy.

Emiliano asintió, se rió y cogió las llaves para dirigirse al restaurante para empezar a comprobar si las ventanas y puertas estaban bien cerradas por parte del personal. Edu lo vio desaparecer tras la esquina del ascensor y se dispuso a ordenar los listados que se habían impreso durante el cierre de departamentos. Sonrió para sí, recordando cuantas noches de charlas y risas habían pasado juntos en el último año.

– VEEEEN, VEEEEEN…

Esos susurros sobresaltaron a Edu y se puso a mirar en todas direcciones tan rápido que sus gafas estuvieron a punto de caerse. Se las volvió a colocar.

– ¿Hola? Buenas noches…¿Emiliano, eres tú?

– VEEEEN….

Edu giró sobre sí mismo porque  sintió que el sonido había provenido de atrás… o de arriba. No estaba seguro, pero aquello no le gustó en absoluto. Alguien lo estaba llamando y el sabía perfectamente a dónde quería que fuese. Tendría que bajar al Spa. Hacía mucho tiempo que no le ocurría nada parecido, pero la llamada era tan intensa que sentía la obligación de acudir. Cerró el cajón del dinero bajo llave y la escondió. Cogió una de las linternas, las llaves maestras, que guardó en su bolsillo, y en su móvil marcó el número de Emiliano para avisarle de que iba a abandonar la recepción un momento.

– Sin cobertura…vaya.

En la parte trasera de un folio usado, escribió una nota para el vigilante, lo dejó encima del mostrador, bloqueó las puertas principales y se dirigió hacia el pasillo que le llevaría hasta el Spa Azahar, que se encontraba en el sótano de las instalaciones del hotel. Al llegar al final, abrió la puerta para entrar a otro hall no tan espacioso como el de la entrada al establecimiento con esas grandes lámparas de hierro forjado y apariencia antigua, pero su estilo andaluz con suelos de mármol y losas de cerámica decoradas con cenefas arabescas invitaban a sentarse en los sillones de tres y dos plazas, con una mesa de mimbre y cristal en el centro. Leer una buena novela allí sería una buena idea, pero en aquel momento a Edu le urgía otro asunto.

check in demon gif

Miró a su derecha, avanzando y miró hacia las escaleras que bajaban hasta el Spa. Se asomó al pasillo del fondo, donde estaban las suites de la planta baja.  Se extrañó de que el detector de movimiento no activara todas las luces del pasillo…sólo lo hicieron las del fondo que iluminaban la enorme cristalera, desde la cual se podía ver la piscina tematizada y los jacuzzis del Spa. Decidió no seguir avanzando y encendiendo la linterna, comenzó a bajar los escalones.  Normalmente cuando había acudido allí en otras ocasiones, le invadían olores aromáticos de distintas flores, pero en aquella ocasión el tufo a excrementos le hicieron encorvarse por las arcadas. Se relajó y pensó que sería un problema de las tuberías. Iluminó el pequeño mostrador del centro y sacó las llaves de su bolsillo.

– VEEEEN, VEEEEN….ENTRA, NO TENGAS MIEDO…

Esta vez la voz la había escuchado más nítida y cerca. Distinguió que era femenina…y que era más de una a la vez. A pesar de que sus vellos se erizaran, sintió la necesidad de desprenderse de la duda de quién podía estar dentro del Spa Azahar cuando sus puertas son cerradas a las 21:30hrs. Encontró la llave exacta e iluminando la cerradura, la introdujo y giró, cediendo esta fácilmente. A la entrada, la oscuridad era casi absoluta, salvo la zona de la piscina que estaba al fondo bañada bajo la luz de la luna. Los reflejos del agua salpicaban el techo y las paredes. Las sombras bailaban por donde apuntaba con su linterna. Se quitó los zapatos y los dejó a un lado al recordar las normas de higiene.

Unas risas femeninas y un chapoteo le llamaron la atención. Edu sacó su móvil e intentó marcar nuevamente el número de Emiliano. Algo extraño estaba pasando y tenía que informarle…pero el aparato no estaba por la labor de trabajar. Las voces comenzaron a entonar una canción que le resultó familiar. Eran tan bellas esas voces que siguió avanzando, dejando atrás la sala de relax, la gruta del hielo, las salas para masajes y saunas de diversa índole (finlandesa, eucalypto, etc..)

Entonces las vió. Dos chicas jóvenes retozando desnudas en uno de los jacuzzis, mientras cantaban. Detuvieron su cante y mirando a Edu directamente, una de ellas jugó con un pezón de la otra, recorriendo con su lengua toda la aureola hasta lamer su cuello, su boca y su oído izquierdo. El chico se quedó pasmado y no pudo evitar sufrir una erección.

– ACÉRCATE…VEN A JUGAR CON NOSOTRAS…TE VA A GUSTAR.- Sus manos desaparecieron bajo el agua que por la reacción de placer de la otra, supo que estaba acariciando su sexo con movimientos circulares.

Dejándose llevar y aunque le pareció una situación muy extraña, se acercó a paso lento, casi arrastrando los pies y la chica que disfrutaba de un orgasmo pleno no le quitaba esos ojos verdes y profundos de encima. Le faltaban pocos pasos para llegar al filo del jacuzzi…

– ¡Nein!

Ese grito de mujer tras de sí, le sacó de su ensimismamiento. Edu miró y apuntó con su linterna en su dirección mientras retrocedía unos pasos. Distinguió a dos personas mayores que se acercaban cada vez más, gritando “No” en alemán. Volvió la vista al jacuzzi y las miradas felinas de ambas chicas desaparecieron para mostrar el mayor odio en ellas. Más bien como la que mantiene un cazador con su presa. Una de esas despampanantes chicas sacó sus tentáculos del jacuzzi y atrapó a Edu por un pie. Al primer segundo no supo como reaccionar al estamparse contra el suelo y perder sus gafas, pero empezó a golpear el tentáculo de la horrible bestia en la que se había convertido la hermosa chica con su linterna.

– ERES NUESTRO!!- gritaban esas cosas a la vez. La otra empezó a salir también del jacuzzi, arrastrándose con su cola de escorpión y su pinza gigante de cangrejo que tenía por brazo izquierdo. Edu mordió ese tentáculo que le supo a rayos y agua podrida. La bestia gritó, pero lo agarró con más fuerza de la pierna y tiró de el para arrastrarlo al jacuzzi, ahora envuelto en llamas. El no cesó en su intento de desprenderse del tentáculo a golpe de linterna. Su vida dependía de ello.

– ¡Socorro!- gritaba justo en el momento que un anciano golpeó el hocico de la bestia que lo tenía atrapado con un extintor y lo soltó. Edu se escabulló reptando un buen tramo para toparse con los zapatos de  una mujer. Levantó la vista y la reconoció. Era la señora Heike Kämpfer, huésped repetitiva de otros años y que se alojaba con su marido Thomas en la suite 1306. Su rostro lleno de arrugas se acercó al chico para ofrecerle una mano para ayudarlo a levantarse y otra para devolverle sus gafas, que milagrosamente no se habían roto, pues solo se le había torcido una de las patillas.

– Jetzt müssen wir rennen.- le dijo que ahora tenían que correr y el no dudó en ponerse en pie con una ligera cojera. Ambos avanzaron hacia la salida del Spa, huyendo de unos gritos espantosos. Ambos se voltearon una última vez…

– Thomas!! Mein Schatz!!- gritó Heike a su marido con una angustia inusual. Cuando Edu lo vio, la entendió y es que la bestia con la pinza de cangrejo seccionó al hombre en dos a la altura del torso, no sin antes haberle clavado su enorme aguijón en la nuca. El hombre podía ser mayor, tener una constitución fuerte, pero ante eso evidentemente no pudo hacer nada. Edu tuvo que retener a Heike de que acudiese en su ayuda ( más que nada porque sufriría un final parecido) Pudo sacarla de allí y cerrar la puerta bajo llave mientras la bestia de los tentáculos se acercaba a rastras, gritando y riendo. La puerta fue golpeada duramente y la abolló de forma amorfa. Heike y Edu echaron unos pasos atrás y aunque ella parecía estar a punto de sufrir un desmayo por ver como habían destrozado a su Tesoro, subió los escalones junto al recepcionista. Dejaron de escuchar esos malditos golpes en la puerta y en el hall, Heike se derrumbó en un sofá para llorar. Edu no pudo evitar sentirse en parte culpable por la atroz muerte que acababan de presenciar. Lo habían salvado, pero…

– Wie wussten Sie wo ich war?- La mujer levantó su mirada entre lágrimas y le contestó en español sin perder su acento nativo.

– Porque yo también los escuché como llamaban. No supe a quién, pero debí imaginar que se trataba de ti. Tienes algo especial y lo sabes aunque prefieras olvidarlo.- Ante la cara de sorpresa de Edu, ella siguió hablando- Tranquilo, sé que has visto cosas extrañas antes, aunque no se qué exactamente, pero lo noto en tu mirada. Tu aura desprende esa energía que conecta con el más allá. Desgraciadamente creo que esto es peor que cualquier encuentro anterior que hayas podido tener. Y yo también. Esto es cosa de demonios y están aquí. Debemos irnos cuanto antes, ya tendrás tiempo para contarme que te ocurrió aquella vez que te traumatizó tanto y prefieres hacer como que nunca ocurrió.

– No sé de que habla- mintió- pero estoy de acuerdo con usted de que debemos desalojar el hotel y largarnos cuanto antes.- Se acercó a la puerta por donde había venido antes y esta no se abría. Se asustó, pero aquello no le extrañó en absoluto. Miró el ascensor y luego las escaleras que subían a la primera planta de suites.- Venga conmigo. La puerta está cerrada y tenemos que subir, dar la vuelta y bajar hasta la recepción. Tengo que encontrar al vigilante y es mejor por las escaleras. No me fío del ascensor en este momento.

– ¿Y no tienes las llaves maestras para abrir todas las puertas?

– Sí, señora, pero esta puerta no tiene cerradura y no consigo moverla. Así que vamos cuanto antes, por favor.

– De acuerdo.- dijo Heike levantándose del sillón.

– Por cierto, gracias por venir a salvarme.

– No hay de qué. Siento haber provocado la muerte de mi marido porque fui yo quien le despertó para acudir. El no quería, pero insistí,…me arrepiento de haberle amenazado para que me acompañara, pero no supe tampoco lo que me iba a encontrar y me daba miedo ir sola. ¿Crees que fui egoísta con el?

Edu no supo qué contestar. Si no hubiese ido el matrimonio Kämpfer en su busca, el habría muerto y Thomas no.

– Debe dejar de lamentarse ahora y concentrarse conmigo en la huída.- Heike asintió de mala gana, se agarró a el y subían los escalones cuando de repente escucharon los gritos de una niña y un gran estruendo, que provenían de la primera planta. A donde ellos iban…

–CONTINUARÁ–

Anuncios

“CHECK-IN DEMON”


))WELCOME((

EL Toyo, Almería.

A las doce menos cuarto de la noche, Edu entró a paso ligero por las puertas del hotel para incorporarse a su puesto de recepcionista. El Hotel Almedina Plaza quedaba tan solo a diez minutos de su apartamento alquilado. Su afán de apurar el tiempo al máximo, casi le hace llegar tarde y no tuvo tiempo de ponerse la camisa negra de cuello Mao, así que la llevaba en la mano colgada de una percha. Tras el mostrador estaba su compañera Raquel que estaba sentada mientras terminaba de contar un fajo de billetes para cuadrar la caja del día.

– Buenas noches, Raquelilla.- Ésta levantó la vista y le regaló una sonrisa.

– Buenas noches Edu, ¿qué tal estás?

– Bien, no me puedo quejar. Vengo listo para el combate.

– Genial, porque estoy deseando largarme a mi casa.

– Vale, pues voy a pasar para adentro, me cambio y te vas a ver a tu niño.

– ¡Ay, si! Encima lo tengo malito. Anoche pasó una fiebre horrible, pero ya he estado hablando con César por WhatsApp y esta tarde ha estado mejor. El Dalsin hace milagros.- Edu se rio y entró a los despachos que había tras el mostrador. Un camarero salió de la cafetería, que estaba a la izquierda de recepción y se acercó arrastrando un cubo.

– Dame la llave de abajo para tirar la basura, anda, que ya va siendo hora de tirar para casa.- dijo. Raquel abrió un cajón y le dio lo que pedía.

– Venga Gabriel, que ya nos queda poquito.

Raquel se levantó de la silla, manipuló el teclado del ordenador e imprimió unos listados. Cuando los guardó en su sitio, Edu salió uniformado. Camisa, pantalones y zapatos negros. Parecían unas cucarachas, pero era mejor uniforme de trabajo que el que utilizaban en otros hoteles (camisa amarilla, pantalones azules y corbata blanca, por ejemplo)

– Ya estoy listo. ¿Qué tal te ha ido la tarde? ¿Tienes algo que contarme antes de marcharte? ¿Alguna novedad?- cogió el libro de actas, donde apuntaban las incidencias del día y lo abrió para echarle un vistazo.

– Pues no ha pasado nada raro. La última entrada la he tenido hará media hora. Eso sí, el cliente venía muy cansado y me decía que tenía prisa por subir a la habitación. Es extranjero. Decía que llegaba de un viaje largo y llevaba una maleta grandísima.

– ¿Qué habitación tiene?

– Hmmm…la 2301.

Edu consultó los datos en el servidor del hotel.

– Señor Edgar Williamson (y mentalmente leyó: nacido en julio de 1958, Manchester) ¿Te ha dado algún problema? Es una buena habitación con vistas a la piscina.

– No, sólo se ha mostrado un poco antipático e impaciente. Ya sabes todos los datos que tenemos que pedirles a los clientes a la llegada para realizar el check-in. No he tardado ni cinco minutos en darle la habitación.

– Ok, ¿sabes quién hay de guardia en cocina esta noche?- Se quitó las gafas y las limpiaba con un pañuelo.

– Está Nuria otra vez hoy. Jesús sigue de baja por el resbalón que se dio el otro día.- Raquel entró al despacho y salió con su bolso.- Bueno, Edu, me marcho que luego a las ocho vuelvo a cambiarte el turno.

– ¿Entras de mañana? ¡Qué putada! Pues corre a casa, pero con cuidado y descansa lo que puedas.

Raquel le dio dos besos en las mejillas para despedirse y salió por la puerta principal para coger su coche.

– ¡Hasta luego!

Ahí empezó el turno de noche más largo en la vida de Eduardo.

***

Tras limpiar la cafetería, recoger, colocar las sillas y mesas en su correspondiente lugar, los camareros le despidieron entregando la recaudación del día junto a las llaves de su departamento. Una de las camareras se quedó rezagada del resto.

– Buenas noches.-le dijo Eugenia- ¿Has visto a Gabriel?

– No, le pidió las llaves a Raquel para bajar a tirar la basura, pero no lo he vuelto a ver. Espera…- Edu abrió uno de los cajones, miró y movió la cabeza de un lado a otro.- Creo que se ha marchado con las llaves del cuarto de basuras. Se le habrá olvidado devolverlas con las prisas.

– Lo más seguro, pero no te preocupes que el entra mañana a las diez. Por si no se ha dado cuenta, le mandaré un mensaje para que las traiga.

– Ok. Ciao!- y le lanzó un beso al aire.

– Adiós guapetón, que te sea leve esta noche.

– Gracias!

2301

))2301((

Edgar había tenido un día bastante ajetreado. Tanto viaje de negocios le estaban pasando factura y sufría un constante dolor agudo en la espalda. Su sobrepeso también podía tener algo que ver con su estado de salud, pero había otro motivo que le tenía de los nervios. Mirándose al espejo del baño de la habitación de hotel en la que se acababa de alojar, abrió el grifo del lavabo y extendió sus rechonchas manos bajo el chorro de agua. Se empapó bien la cara y la nuca. Más tarde se ducharía, porque su mente no dejaba de pensar en la maleta que había traido consigo. Al entrar, la había puesto encima de la cama. Asomándose desde el baño la vio tal y como el la había dejado. ¿De verdad había merecido la pena su viaje para traer eso? Su curiosidad era máxima y aumentaba por segundos. Su jefe; el señor Richter, le había dado claras instrucciones de portar esa caja desde África hasta sus manos, sin que se le ocurriera abrirla. Reconocía que el Sr. Richter era un coleccionista extravagante, pero con él nunca jugaba al ocultismo (en ninguno de los treinta años que llevaba en el negocio) y esa prohibición le carcomía las entrañas.

Necesitaba conocer el contenido de la caja.

A paso lento se fue acercando a la cama y se colocó frente a la misma. Sacó unas pequeñas llaves de su bolsillo derecho, cogió el candado de la maleta y las introdujo haciéndolas girar. Deslizó lentamente la cremallera y abrió para ver su ropa perfectamente planchada. Tanteó por encima, levantando alguna camisa que otra y…

CRASSSS!!

Un susto de muerte se llevó. La puerta de la terraza se había abierto de golpe y porrazo haciendo que las cortinas volaran. Algunos folletos informativos que había encima del escritorio también cayeron al suelo. Casi le daba un infarto. Con cara de tonto y suspirando, se acercó para cerrar la puerta, no sin antes asomarse para ver la piscina y mirar a su alrededor. No corría ni una pizca de aire. Regresó adentro y cerró bien. De nuevo frente a la maleta, la observó. Su obsesión le hizo sacar toda la ropa y tirarla de cualquier forma encima de la cama. Ahí estaba la caja. Envuelta en un trapo sucio, y a su vez, liada con unas cuerdas desgastadas. La cogió, se sentó en el borde de la cama y la apoyó sobre su regazo. Le costó un poco de trabajo desenvolverla y ese polvo rojo que la cubría, saltaba por el aire. Comenzó a toser y el televisor se encendió con el volumen al máximo. Edgar dio un respingo que casi le hace soltar la caja.

Después de mirar con odio a la presentadora del concurso telefónico que emitían en la tele, buscó en derredor el mando del aparato. Estaba encima de la mesita de noche, pero pensó que si la tele se había encendido sola, era porque el mando de otra habitación habría provocado alguna interferencia. Algún huésped noctámbulo estaría intentando encender la caja tonta y había activado la de otra habitación sin saberlo. La mejor elección era desenchufar ese maldito cacharro. Se levantó y quitó el cable de la pared. La chirriante voz de la presentadora cesó de inmediato y el sonrió satisfecho.

Posó la caja de treinta centímetros encima del escritorio. Era preciosa. Una caja de piedra que por su aspecto, tendría unos miles de años. Los grabados en ella, apenas se podían distinguir. La erosión del tiempo había hecho mella en ella. Lo cierto es que a Edgar aquello no le importaba. Le traía al pairo la caja. El ansiaba ver lo que guardaba dentro. Solo quedaba otro problema. ¿Cómo abrir una caja sin tapa y que parece herméticamente cerrada? En uno de los laterales distinguió una inscripción apenas perceptible.

– Mannrases…What the hell means that? How can I open this fucking box? Damn, Richter!- dijo para sí mismo.

Después de cinco interminables minutos, intentando descifrar el sistema de apertura, observó que tenía un pequeño agujero. En el escritorio estaban los amenities que proporcionaba el hotel a sus huéspedes. Buscó el kit de costura, rompió el cartón y sacó la aguja. Si aquello funcionaba, su deseo de ver lo que ocultaba la caja, se haría pronto realidad. Introdujo la aguja y la caja se iluminó dejando ver los hermosos grabados que en esta había tallados, para finalmente abrirse.

Algo cambió en el ambiente de la habitación, un extraño olor se apoderó del sitio y Edgar sintió escalofríos. Pero su curiosidad era aún mayor. Dentro de la misteriosa caja había una pequeña escultura con formas femeninas. Sin pensarlo, sus manos no tardaron en cernirse  sobre la figura y la levantaron para observarla más en detalle. Quemaba. La jodida figura quemaba y la soltó.

Mientras Edgar movía la mano, la soplaba y se horrorizaba de las llagas que le salieron en la palma, la figura se estampó contra el suelo. Se partió la cabeza, pero lo más raro es que comenzó a expulsar por el cuello hueco de la figura, un humo marrón rojizo que se extendió rápidamente por toda la estancia. El suelo empezó a moverse violentamente. El pánico le hizo correr hacia la puerta, pero no consiguió abrirla. Parecía estar encerrado con un terremoto en la habitación.

– Heeeelp! Heeelp!- gritaba mientras aporreaba la puerta con la esperanza de que alguien escuchase sus gritos de socorro.

El humo comenzó a tomar una forma semihumana detrás de Edgar. Un estremecimiento le hizo darse la vuelta y fue cuando vio aquel ser de más de dos metros encorvado para no chocar con el techo. Le miraba fijamente. Al menos eso sentía, porque esa cosa llevaba una máscara de porcelana y las cuencas de los ojos parecían estar vacías. Edgar quedó paralizado de terror y boquiabierto. Le fallaron las piernas…y el esfínter. Su pedo hizo hasta eco y la bestia estalló en carcajadas. Aquello no podía ser de nuestro mundo. ¿Qué es lo que había liberado de la caja?

– What…are… you?- balbuceó.

Unos minutos más tarde, la bestia dejó de reírse. Se acercó a Edgar, le atravesó el pecho con las garras que tenía por manos y le abrió la caja torácica como si se tratara de un regalo de navidad. Esto lo hizo sin dejar de sonreír con sus labios de porcelana y los órganos se escaparon del interior de Edgar para chapotear en el charco de sangre que crecía a su alrededor. Aquel ser le dedicó unas últimas palabras.

– Mi nombre es Mannrases y soy un demonio que fue encerrado durante siglos en esa apestosa escultura. Ahora que me has liberado, tendré que recuperar parte del tiempo perdido antes de que Lucifer reclame mi presencia en su reino. Puedes sentirte afortunado de ser mi primera víctima porque tu sufrimiento acaba aquí.

– What are you talking about? I don´t under…

Mannrases se quitó la máscara, abrió sus fauces y le arrancó la cabeza de un bocado.

*******

CONTINUARÁ…


EL “EXODUS” DE ALMERÍA NO QUIERE EXTRA-GORDOS.


He salido de trabajar a las ocho de la mañana y estoy reventado, pero no podía dejar pasar la oportunidad de ir a ver en persona la que había montada con el casting en Almería de la nueva película de Ridley Scott. Christian Bale será el nuevo Moisés tras quitarse la máscara de Batman en esta superproducción hollywoodiense. Los requisitos para poder acudir como posible figurante estaban claros…la gente leyó que pagaban de 50 a 80 euros por día de rodaje y allá que van.cast

Personas morenas (árabes, africanos, europeos) que estén hiper-delgados desde los 18 a los 60 años y niños hasta los 12. Soy rubio, no estoy raquítico y tengo la piel más blanca que el papel, así que ni me molesté en presentarme, esperar horas y horas en una cola interminable bajo un sol abrasador.

A las 03:10h de la mañana mi hermana Jenny, me envió una foto de como iba la cola del casting que había visto por twitter, porque estaba despierta disfrutando del partido amistoso; Real Madrid- Chelsea (3-1)…ya había unas mil personas concentradas en los alrededores del Pabellón Moisés Ruíz. Habían puesto más seguridad con la ayuda de los agentes de la ley y el orden, pero cuando fui a ver este acontecimiento, sólo daba vueltas alrededor de la gente una furgoneta, desde la cual una mujer gritaba a través de un megáfono (estropeado y producía unos pitidos insoportables)  a todos los asistentes. Me quedé atónito cuando la escuché decir:

“Tú estás muy gordo. Gordos no. Los gordos pá casa, los niños pá casa…tu eres muy blanquito, vete a tu casa, tu tampoco…a ver, dejen de insultar…las rubias, no. Las rubias a su casa. Sí, los rubios también. Fuera…”

cast2Me pareció una forma horrible de tratar a los presentes, por mucho que no cumplieran el perfil (y provocaran aglomeraciones innecesarias en la gigantesca cola que ocupaba ya casi tres barrios de la provincia) no tenía derecho a hablar con ese desprecio y mala leche hacia las personas con sobrepeso. No sé, debería de haber utilizado un dialecto más civilizado y no tan barrio bajero. Tendría que entender que hace mucha falta el trabajo y la gente intenta al menos luchar por conseguir un euro…la cosa es que está muy mala con la crisis que llevamos a cuestas.

He hablado con algunos allegados que sí se han presentado y otros que se han largado de allí a las dos horas de estar guardando cola porque era insoportable…niñas de 15 años (en el casting excluían edades comprendidas entre los 12 y los 18 años por temas burocráticos) que se peleaban por el sitio, gente que pretendía colarse, insultos y calor…mucho calor.

Me alegro de que a un amigo lo han preseleccionado y queda esperar a septiembre para saber si lo llaman o no, pues el rodaje está previsto para octubre. Espero que tenga mucha suerte…ya le dijimos que el podría pasar perfectamente por moro con esas barbas que se ha dejado jeje y mira tu por donde.cast3

Estoy deseando escuchar al monologuista almeriense, Pepe Céspedes, hablando del tema que seguro hará su agosto a costa de Ridley Scott. Vamos, que me partiré la caja torácica de la risa como ya lo hice con el monólogo sobre el derribo del “Toblerone”, todo un símbolo de la ciudad que ha desaparecido para edificar unos pisos…

Me muero del sueño, así que me despido de vosotros con el video que he grabado con mi móvil durante la visita al mega casting. Si habéis asistido y queréis dejar vuestra opinión, no os cortéis a la hora de comentar. 😉

Se me olvidaba!!! La entrada de una bloguera sobre su experiencia en el casting para la misma peli en Pechina, no tiene desperdicio…es que Almería sólo sale en las noticias cuando ocurren desgracias…le doy la enhorabuena por la mención que han hecho de su blog en el periódico local.  Podéis pinchar aquí para leer su post titulado sutilmente ” Yo sobreviví al casting de “Exodus” en Pechina.”

——————————————————————————-

NOTAS A PIE DE POST: No puedo evitar compartir con todos vosotros el comentario que ha hecho mi “Amigo preseleccionado”, pues aporta una información más amplia y vivida de primera mano. Además, sus opiniones no tienen desperdicio. ¿Qué opináis?

“Fantástico reportaje. He de añadir un par de cosas:

Lo primero es una reflexión personal. Si sólo van a seleccionar a 2.000 figurantes me parece demasiado realizar 6 castings por toda la provincia teniendo en cuenta que en Almería si hay algo que abunda son precisamente los rasgos árabes e incluso los propios árabes, por no mencionar a los africanos. No quiero ni imaginar los miles de preseleccionados de “pura raza”, no de “rasgos parecidos” como yo que habrá sólo en el casting del Ejido (y aun quedan Roquetas y Mojácar). Conseguir un puesto en la película será más difícil que opositar para policía, por mucho que te hayan preseleccionado tienes que competir, estimo que, con más 10.000 preseleccionados según lo que he visto hoy y seguramente me esté quedando corto.

La segunda puntualización es más un pensamiento crítico hacia la organización. Como bien detallas en tu reportaje la directora del casting se paseaba por la zona intentando despachar gente a diestro y siniestro alegando todo tipo de FALSEDADES como que sólo iban a pasar, cito textualmente, “personas extremadamente delgadas, niños que parezcan que llevan días sin comer, no personas con michelines, gordos, con pieles blancas, con tatuajes, con ojos claros…”. Resulta que una vez dentro veo a un gran porcentaje sobre todo de ojos azules super claros, también gente con músculos, gente con michelines, alguna piel blanca, niños normales, tatuajes bastante a la vista… Me parece un acto muy feo que la organización intente quitarse trabajo de esta forma.

Imagen sacada de www.lavozlibre.com

Puntualicemos la i, la coma y hasta la cruz.

Por último quiero reflejar la picaresca de los aspirantes y la falta de un firme criterio para dejar pasar o descartar gente en la entrada del recinto porque ¿Cómo es posible que una persona llegue a las puertas, le rechacen (en ocasiones con comentarios fuera de lugar), decida volver a ponerse en la cola unos metros atrás (colándose por supuesto), y que cuando llegue de nuevo a la puerta esta vez sí la seleccionen? Este incidente se ha repetido muchas veces con gente que ha llegado a probar hasta siete veces (según he oído un tipo de camiseta amarilla).

Ha sido todo un poco caótico. Aún así estoy preseleccionado y eso ya es mejor que haberte ido a casa después de 7 horas guardando cola, reventado e insultado.

Mucha suerte a todos los preseleccionados y mi más sincero apoyo a todos aquellos que lo han dado todo pero se han quedado en el camino.”

——————————————————–

***Como veo que este tema os interesa, os informo de que existe un grupo de facebook llamado “EXODUS” en el que participantes del rodaje van actualizando novedades y noticias sobre la película de Ridley Scott. No hay spoilers. La filmación ya ha comenzado en Londres, los decorados en Almería están en marcha, extras han sido llamados para las primeras pruebas de vestuario, hay un montón de caballos adiestrados, opiniones y experiencias de los integrantes del grupo. En fin. 25/09/13  #Actualización


“Mi alma en un suspiro” (II)


Hoy vengo cabreado con uno de nuestros proveedores de refrescos. Siempre compruebo que el pedido recibido coincida con el albarán y me aseguré antes de decirle nada, de que estaba en lo cierto. Ha tenido la cara dura de dudar de mi palabra. Me faltaban nada mas y nada menos que 40 unidades, así que le pedí que lo contara él mismo. Se le cayó la cara de vergüenza, faltaría más. (Gente estúpida y engreída la hay por todas partes) Pidió disculpas y prometió traer mañana el resto de la mercancía.

Notas desde El espigón #2el plomo
Me lío hablando banalidades más que los cables para cargar baterías (Móviles, portátil, cámaras, disco duro externo,…) que los guardas bien enrollados en una bolsa y cuando los sacas, te toca desenredar nudos marineros.
Ayer volví del espigón a casa y Orko recibió su paseo de rigor, pero esta vez sin pelota. Tenía otras tareas que cubrir y mi madre me pilló preparando una tortilla de patatas. No la esperaba tan pronto de regreso y me dijo que solo había cerrado un momento la tienda para recoger algo que había olvidado en su habitación y volvía a abrir. Salió su vena curiosa y me preguntó que a dónde iba…y con quién. Sé que soy adulto y no tengo necesidad de dar ningún tipo de explicación, pero como no tengo nada que ocultar, se lo dije. La cara de mi señora madre, Dolores Gutiérrez Vivar, se transformó en un jeroglífico que no supe (ni tengo intención de) descifrar, en el momento que nombré a Alma. No dejaba de preguntarme detalles sobre ella ( se puede poner muy pesada) y la acabé cortando con un “sólo es una amiga”. Me pidió que tuviese cuidado y antes de coger el coche, juraría que la sentí rezar…qué exagerada se vuelve en ocasiones!
Al final la visita al monumento quedó aplazada. Un ligero cambio de planes ha hecho que visitemos unas de las calas más famosas de esta tierra que me vio nacer. Fuimos a la Cala del Plomo, la cual no había pisado desde los ocho años. Tomé unas instantáneas bellísimas de esa playa tan ancha. Reímos al ver un pequeño poste de madera lleno de latas vacías con la inscripción “Ceniceros”.Al entrar al agua, había unas cuantas rocas enormes repartidas por el fondo, pero el baño resultó de li más estimulante (sin medusas ni algas)
Alma no ha querido bañarse, pero no ha parado un momento de echar fotos. Creo que alguna de las veces ha disparado con su cámara en mi dirección, pero si lo ha hecho, sé que no las veré. Comí un sándwich de York y queso al salir del agua, pero ella no tenía hambre. Mientras estábamos sentados en mi toalla, revisaba las fotografías que había tomado y le pregunté a Alma si le apetecía andar un rato por el sendero del cerro que asomaba a la izquierda…no recuerdo si se llamaba Cerro del Cuartel o de la Higuera. Es un tramo que se tarda en recorrer unos veinte minutos aproximádamente, para llegar a otra cala con el nombre tan original de Cala de Enmedio. No le importaba caminar, así que nos dispusimos a ello a pesar de los 38 grados que nos freían la cabeza y todos los bártulos que llevábamos encima.
Mira que soy de aquí, pero nunca había estado y la verdad es que me dejó impresionado. Es uno de esos lugares de lis que oyes hablar mucho a la gente, pero realmente no sabes porqué hasta que lo ves en persona. Esa arena fina y prácticamente dorada que brillaba como diamantes bajo los rayos del sol, esas montañas volcánicas que la flanquean con los efectos erosivos de olas salvajes…hacen parecer que te has transportado a otro lugar del planeta. Un paraíso prohibido.
Había dos parejas más en esa cala. Una tomaba el sol y otra paseaba por la orilla totalmente desnuda. Naturaleza en estado puro, vamos. Relax absoluto.

cala de enmedio
Nuestras cámaras no cesaron de capturar imágenes inolvidables. Coloqué la toalla y puse la mochila encima. Le pedí a Alma que me acompañara por el lado izquierdo de la playa, escalando rocas y pasando por tramos en los que nos teníamos que mojar hasta las rodillas. Recordé que una vez mi padre me contó que por allí se formó una brecha natural donde quedó varado un enorme pez espada.
Eso fue hace muchos años y no pensé por un monento que iba a ver su esqueleto fosilizado, pero si llegamos hasta la brecha y no pudimos avanzar más allá. Cruzar parecía fácil, pero no tanto para regresar y caernos al agua podría resultar mortal. Bajo nuestros pies había grutas subacuáticas y ambos desconocíamos las corrientes marinas del lugar, así que decidimos quedarnos ahí un rato. Tomamos unas fotos, charlamos y volvimos a nuestro sitio. La tortilla de patatas me la comí sólo, pues Alma insistió en que había desayunado fuerte y no tenía ni pizca de hambre.
Una vez en casa, descargué la tarjeta de memoria en mi ordenador y cambié el fondo de pantalla para recordar siempre la Cala de Enmedio.
Mi madre me pidió que la llevase de compras, así que no volví de nuevo hasta casi las ocho de la tarde. Vine estresado porque mi madre remira los precios treinta veces antes de escoger el producto y echarlo al carro. Además, las colas para las cajas en Carrefour eran kilométricas. La crisis nos está matando, peto no podemos evitar seguir comprando. Ley de vida y vicio.

Me está gustando esto de escribir, oye.

Hacía más de una semana que no veía a mi amigo Alberto y me llegó su llamada mientras paseaba a Orko por el parque. Quedamos para cenar en Botania ( un bar de tapas en plena Rambla de Almería) y llegó con su rubia mujer de pelo rizado; Laura. Tras comentar con el la actualidad futbolística y las sivergüencerías de nuestros gobernantes, me dieron la mejor noticia del día: VAMOS A SER PAPÁS. Qué alegría me entró por el cuerpo. Laura me preguntó si quería ser el padrino del bebé y por supuesto que acepté. Después de cenar, salimos a celebrarlo tomando unas cervezas al pub Cibeles, aunque Laura brindase con Cola.
Una de las veces que me acerqué a pedir en la barra, conocí a una chica despampanante, con el pelo negro azabache…me pareció tan hermosa que la invité a tomar una copa. Yo ya estaba achispado y no recuerdo bien toda la conversación, pero acabé comentándole que tenía que descansar para levantarme temprano. “Me encantaría volver a verte” , le dije. Se me quedó mirando pensativa y mientras sonaba el “Live it up” de Jennifer López y Pitbull a toda pastilla, me escribió en una servilleta su teléfono…y su nombre. ¡Cómo en las películas!

Las tres horas que dormí anoche las pasé soñando con Patricia.

Continuará…


MU5IKK #4


Después de un tiempo, aquí os traigo mi nueva entrada musical. En lugar de pedir recomendaciones por la red he escogido las canciones que más me han gustado a mí esta vez. Echad un vistazo y a ver si os gusta alguna. 😉

– COMENZAR DE CERO  de Dani Martín

Esta canción va dedicada a Allba y al pequeño Manolillo y a toda su familia. Muchos no les conocíamos en persona, pero seguíamos sus avances por la red social mostrando todo nuestro apoyo. En estos momentos tan delicados, se me parte el alma con la noticia de que sus pequeños corazones han dejado de latir para siempre. Seguro que seguirán viviendo en los corazones de aquellos quienes le han amado y pasarán a ser unas de las estrellas más brillantes del firmamento. Les mando desde aquí un abrazo especialmente grande y todo mi afecto.

–  NEXT TO ME de Emeli Sandé y Alejandro Sanz

Si haces click en el enlace podrás disfrutar del video original cantado solo por ella, pero la versión spanglish, (como la he encontrado en youtube) es la que me ha hecho vibrar subido en mi coche yendo a la playa o regresando del trabajo, Increíble.

– VOY A TUMBARME AL SOL de Nena Daconte

Qué decir que me gusta mucho la voz de Mai Meneses y este single es muy relajante. No me gusta mucho la estética del videoclip, pero allá va.

– GIVE ME A REASON de P!nk ft. Nate Ruess  (FUN)

Es uno de esos temas que se me han metido en el cerebro y no consigo dejar de tararear. Por algo será. Además, he aprendido el nombre del cantante de FUN al buscar este video. Algo es algo.

– HOT STUFF! de Silvina Romero

La semana pasada tuve el gusto de verla pinchar en directo desde La Jaima en Almería y quedé impresionado…tanto por su música como por mi parte, porque no soy muy fan que digamos de este tipo de música, pero ella es diferente. Consigue que no me duela la cabeza al final y no dejar de mover el esqueleto, Además le encanta remezclar temas de los 80 y eso son 1000 puntos a su favor. Si queréis saber más sobre esta artista en auge podéis visitar su página oficial.

– LA LA LA de Naughty Boy ft. Sam Smith

Esta es la recomendación de mi prima Eva para todos vosotr@s. El videoclip mola!

——————————————————————–
PORTADA DEL NUEVO SINGLE DE LADY GAGA: APPLAUSE! En plan mimo desmaquillado.
lady gaga applause twitter


“Mi alma en un suspiro” (I)


Hola, me llamo Samuel. A partir de ahora escribiré mi día a día, tal como me ha recomendado el Dr. Zamora. Dice que esto de escribir me ayudará a salir de la depresión que sufro y que mantendrá mi mente ocupada. Entre mi trabajo en la panadería y mis hobbys supone que me tendrá distraído de pensamientos penosos. Hace un año ya que mi padre murió de cáncer, mi madre sigue sin superarlo y yo tampoco. Tuve que hacerme cargo del negocio familiar, pues mi madre no se encontraba como para atender clientes, recibir pedidos y menos para hacer los repartos con la furgoneta. “Panes Alcayde” siempre ha tenido un buen nombre en Almería y me ví en la obligación de seguir el legado, pero nunca pensé que tendría que hacerlo tan pronto. Tengo 28 años, pero llevo desde los 7 aprendiendo el oficio junto a mi padre. Cuánto echo de menos todos esos momentos que pasé junto a él en la cocina del local.

El olor a pan y bollos recién hechos a unas horas tan tempranas eran mi despertar, mientras el mundo y los gallos aún dormían. Sigue siéndolo, pero con la diferencia de que lo hago todo sólo y no es lo mismo. No lo es. Todas las mañanas a las cinco ya tengo que tener los hornos encendidos, así que me levanto a las 4 para ducharme y tomarme un café tranquilamente con mi cigarrillo en casa de mi madre. Menos mal que hace tres meses ella empezó a venir a ayudar atendiendo en la tienda. Creí que iba a volverme loco. Más aún de lo que estoy. No sé cómo se las ingenia para regalar una sonrisa a cada persona que entra por la puerta, cuando por dentro está tan destrozada como una tableta de chocolate al sol del Sáhara.

Siento la necesidad de independizarme, pero no puedo dejar a mi madre sola en una casa cuyas paredes la atrapan en una espiral de toda una vida de recuerdos. Se cambió de dormitorio porque ya no soportaba los rastros de su olor ni del vacío que mi padre antes ocupaba en su cama. Ahora con esas pastillas que nos recetó el médico, conseguimos dormir, pero en nuestros sueños seguimos teniendo la imagen de mi padre. He de permanecer a su lado. Es mi madre y la quiero.

El Dr. Zamora tuvo el detalle de regalarme este diario con funda de cuero y color marrón envejecido. Mañana comenzaré a tomar notas en él, resumiendo mi experiencia del día anterior. Espero que esto de escribir me sirva de algo y no solo para dejar pasar el tiempo.

Notas desde el espigón #1

Bueno, ha llegado el momento de manchar con más letras las páginas de este diario. Ayer me levanté a la hora de costumbre y le di su paseo matutino a mi perro. Es un chucho negro, feo y enano, pero adoro hasta el colmillo que le sobresale de la boca. Orko es un perro muy inteligente y es el único que me recibe en casa con una alegría sobrehumana. Al llegar a la panadería no dejaba de darle vueltas a qué hacer para tener algo sobre lo que escribir aquí, pero luego he pensado que no me gustaría basar mi vida en lo que vaya a escribir en este diario. No tengo ni idea de por qué me he puesto nervioso. Esto no lo leerá nadie más que yo. Es sólo para mí.

Me gusta encender la radio y escuchar algo de música mientras moldeo la masa que dejo preparada el día anterior. Recordé a mi padre, compartiendo esa mesa de trabajo, contando chistes y aconsejándome para mejorar mis técnicas. Decía que el mundo de la panadería y pastelería son un arte que se disfruta con los cinco sentidos. Por eso hay que poner cariño en todo lo que se crea en la cocina. La satisfacción del cliente es la recompensa a las cosas bien hechas. Sí; palabras así son las que me dedicaba.

Hace unos meses que conocí a Alma. Es una amiga muy especial con la que puedo desahogarme tranquilamente sin miedo a que me juzgue malamente por expresar mis sentimientos. No suelo abrirme fácilmente a la gente, pero ella es diferente. Sus consejos son pura poesía, pero lo más importante es que se le da muy bien escuchar. Compartimos la afición a la fotografía y quedamos por la tarde para capturar el casco antiguo de la ciudad con nuestras cámaras. No conversamos mucho recorriendo la calle De las Tiendas, la plaza de la Catedral, el paseo de Almería o la Rambla, pero intercambiamos sonrisas. Sólo con eso, ya éramos capaces de comunicarnos.

Sólo es una amiga, pues aunque tengamos tantos gustos en común, no me llama la atención hasta el punto de enamorarme. Creo que ella piensa lo mismo de mí. Somos como hermanos. En fin, que todo está bien como está con ella. Fue una tarde fantástica.

Cuando llegué a casa, Orko me recriminó con su mirada el hecho de haber salido a la calle sin él. Arreglé ese asuntillo dándole una vuelta por el parque. Cené con mi madre y hablamos un rato, pero al tomarnos las pastillas no tardamos en encerrarnos en nuestras habitaciones. Me puse a escribir en este diario con mucha ilusión y antes de conciliar el sueño profundo, me acordé de lo recelosa que es Alma con sus fotos. Nunca me enseña una y me dormí con la sonrisa puesta, pensando en ella.

espigon de los gatos

Cuando he acabado de realizar la ruta del reparto con la furgoneta, he aparcado en El Palmeral y he venido hasta el espigón de los gatos. Este lugar me parece perfecto para inspirarme, pues significa mucho para mí. Gran parte de los veranos de la infancia los viví en esta playa. Intentaré venir todos los días.

Además, es una maravilla poder ver el amanecer desde aquí. La mar está en calma y al fondo puedo ver dos barcos pesqueros que parecen de juguete de lo alejados que están de la orilla. Esta tarde vuelvo a ver a Alma. Nos faltó visitar uno de los monumentos más importantes de Almería: La Alcazaba.

 Notas desde El espigón #2

Continuará…


“El Alumbrador”


javierEl último día del mes pasado fui con mi prima Eva a la firma del libro “En algún lugar” de Javier Carretero en la librería Picasso de la calle Reyes Católicos en Almería. Pasamos un rato agradable de conversación y risas encontradas. Aquello confirmó la humildad y cercanía del escritor con sus lectores. Es uno más, que ha escrito un libro que no lo considera como tal. Personalmente su historia me cautivó y así a tantos otros lectores que han tenido el placer de leerle. Estamos deseando que todo vaya mejor para esa secuela que espera agazapada en algún rincón oscuro a la espera de alguna editorial que se porte en condiciones. No voy a transcribir todo sobre lo que hablamos, pero eran temas personales de cada uno de nosotros y por supuesto, sobre la novela.portada el alumbrador
Cuando llegamos a la librería ahí estaba el sentado en una mesa llena de ejemplares de su obra. Conversaba con una chica joven. Me reconoció al instante, pues como ya conté, estuve en la presentación de su libro en septiembre de 2012 y hemos intercambiado opiniones a través de las redes sociales. Le presenté a mi prima y el nos presentó a la chica con la que hablaba. Esta chica resultó ser también escritora y su nombre es María del Mar Saldaña. Tiene unas pocas novelas publicadas, dirigidas al público infantil (aunque la han catalogado como “para todos los públicos”) nos enseñaron uno en el que se recopilaban varios relatos (uno de ellos le pertenece a ella) y otro de esos infantiles que se llama “El alumbrador”. Este último nos llamó la atención y mi prima decidió comprar este para sus hijos en lugar del libro de Javier, que ella ya había leído (el mío) Como he dicho, fue un rato muy agradable y nos despedimos sabiendo que otro día nos volveremos a encontrar. Es que Almería es muy pequeña jeje

estrellaMi prima se fue a una cena, así que para que no tuviera que llevar el libro a cuestas todo el rato, me lo llevé a mi casa. No pensaba leerlo, pero maldita sea la hora que lo abría para echarle un vistazo. Una letra cursiva, enorme y escasa en cada página. Un montón de dibujos…cuando me vine a dar cuenta iba por la página 60 de las 99 que consta. Ya puestos, evidentemente me lo terminé.

“El alumbrador” es un libro totalmente dirigido a los pequeños, pero una vez que lo empiezas quieres saber a donde te lleva esta breve historia que sigue a este hombre huraño que se encarga de encender, apagar y arreglar todas las luces del mundo. Con tiempo también para atender a luciérnagas que han perdido su luz por la tristeza o para curar a unas sombras que con su apariencia asustan a los niños.

Este alumbrador vive en la cara oculta de la luna y todas las noches tiene muchísimo trabajo que hacer. Recoger el polvo de las estrellas, viajar subido en rayos de tormentas, encender la luna (enseñando a los niños las fases lunares) todo esto con la ayuda de su luciérnaga Luci. Un bello relato lleno de fantasía e imaginación. Lo recomiendo para esos locos bajitos que son nuestro futuro en la tierra.

No quiero contarlo todo, pero al final me quedo con la incógnita de quien es la persona que se encuentra con este hombre de trabajo extraño. ¿La propia escritora? ¿Una niña cualquiera? En fin, no lo sé, pero les invito a que la lean a sus pequeñajos.

rayoEl libro fue publicado por El Círculo Rojo. Os copio la sinopsis del libro con información sobre la escritora y el ilustrador del mismo. La verdad es que las imágenes ayudan muchísimo en la trama a los ojos de un niño y son muy bonitas.

SINOPSIS¿Alguna vez te has preguntado qué hay en la cara oculta de la luna? ¿Cómo se encienden las estrellas? ¿Por qué sonreímos cuando vemos fuegos artificiales? ¿Quién se encarga de arreglar las bombillas de las farolas de la ciudad? ¿Cuándo empieza y termina el espíritu navideño? ¿Por qué nos asustan las sombras y la oscuridad? ¿Quién cuida de las luciérnagas? ¿Es posible que dentro de la penumbra de la noche exista alguien que se dedique a iluminar las vidas de los demás? Creemos saberlo todo, pero no es cierto. En lo más sencillo, en lo cotidiano, se esconden maravillosos secretos.

SICKO-BIOMaría del Mar Saldaña Asensio (Barcelona, 1.980), reside en Almería desde el año 1.988. sombrasComparte su trabajo como administrativa en una empresa auditora con su gran afición, escribir. Ha sido finalista y ganadora de varios concursos literarios a nivel nacional e internacional. Tiene publicados dos poemarios infantiles Zoorrimalógico Estrambótico (2011 – Círculo Rojo) y La Fábrica de Disparates Disparatados … y otras historias (2012 – Inst. Estudios Almerienses) Participa activamente en proyectos de fomento a la lectura y escritura entre los más pequeños. Colabora desde el año 2012 en el programa de Candil Radio, Literatura en Miniatura. En la actualidad trabaja en otros proyectos literarios, también infantiles, pendientes de publicación. La Fábrica de Tinta es el blog que coordina desde 2011 y desde donde expone todos sus trabajos.

Nono Granero. Licenciado en Bellas Artes por la especialidad de Pintura, pronto buscó un camino que uniera su conocimiento plástico con su pasión por las historias y los cuentos. Por eso hoy compagina los oficios de Ilustrador, Narrador y Titiritero. En ocasiones usa la palabra hablada únicamente, y entonces va por bibliotecas, aulas, museos, festivales y rincones en los que se encuentren orejas dispuestas a escuchar. Otras veces lo acompañan el grupo de personajes, cada vez mayor, de “Los Títeres del Asombrajo”, con los que son ya cuatro los montajes elaborados, siendo su último estreno “El Destino de Nícolo”. Y tratándose de ilustración, podemos encontrar habitualmente sus colaboraciones con Luis Foronda en los “Relatos Verticales” que muestran periódicamente en la web. Sus últimos trabajos publicados son “El Limpiabotas” –del que es autor de texto e ilustraciones-, y “Efterskripft”, de Óskar K. Con éste último colabora actualmente en otros proyectos de novela gráfica-ilustrada para Dinamarca.

frase

——————————————————————————————

¡FELIZ CUMPLEAÑOS, TITA ANTONIA!

La vida nos une.

El tiempo nos separa.

Nuestras lágrimas y alegrías se juntan.

Y tu sigues ahí;

tan guapa, tan buena y coherente.

¡Te queremos un “puñao”!

antonia


TRY, TRY, TRY!


Probando si funciona poner videos desde aquí (otra casa, distinto pc y olvidando contraseña de youtube) Me mola esta canción!!!

Sigue intentándolo porque sólo porque te queme no significa que vayas a morir…

Unos días intensos. Vaya mes. Casi consigo trabajo y todo, pero al final me han llamado esta mañana para decirme que tienen que esperar al menos un mes para incorporarme. Tendré que seguir buscando, pues no queda más remedio.

Este sábado fue la comunión de mi sobrina Marta que estaba guapísima y el bautizo de sus hermanitas Nora y Ariadna. Fue un día inolvidable lleno de momentos divertidos y memorables. Los videos que le hicieron mis primos estuvieron chulísimos y resultaron muy emotivos, pero por aquí no os los puedo enseñar jeje.ja

Si alguien se aburre por Madrid entre el 8 y el 9 de junio, puede ira a la feria del libro, comprar un ejemplar de la edición especial de “El último Catón” de Matilde Asensi y enviármelo con su dedicatoria. Qué desilusión no poder ir a verla de nuevo en persona, jopetas! Este viernes iré a la nueva presentación de “En algún lugar” de Javier Carretero en la Librería Picasso (C/ Reyes Católicos, Almería) y hablaré de ello en mi blog.

Estos días he estado leyendo “En las montañas de la locura” de H.P. Lovecraft  y aunque no tenga nada que ver me puse a mirar blogs desde el pc de mi hermano. Me sorprendí al darme cuenta que me relajaban los fractales de Gissel y me encantó el último poema de Tony en su página que parece darle la réplica a mi anterior entrada sobre la inspiración.

Con respecto a las recomendaciones musicales decidí no publicarlas semanalmente porque no funcionan, pero seguiré dando la tabarra (musicalmente)

Pero sin duda, lo mejor, LO MEJOR es que mis mejores amigos están esperando a traer un nuevo ser a este mundo y que desde aquí también les doy mi enhorabuena. Estoy deseando darle un achuchón a la criatura. ¿Veis como la esperanza nunca la tenéis que perder? Unos besos os mando pá Huesca. Esta canción va por vosotros. Manolo y Patri, de verdad que me siento muy feliz porque os merecéis lo mejor de este mundo.


¡Ay, Mamá!


OLYMPUS DIGITAL CAMERAGracias por haberme creado, por quererme incondicionalmente y cuidarme con esmero.

Es el día de la Madre, pero que sepas que te quiero y querré todos los días de mi vida.

Esa infancia que tuve junto a mis hermanos en Essen es inolvidable.

Enseñarnos a valorar la familia.

Recuerdos imborrables en los que siempre estás presente.

Tus manos para la cocina las he adorado siempre. Tus postres deleitan a cualquiera.

Este post es corto y soso, pero prefiero seguir demostrándote mi amor en persona.

No encuentro las palabras exactas para expresar lo que siento con toda claridad.

Ni siquiera todas las palabras que hallara, podrían resumirlo bien.

¡Te quiero, te quiero, te quiero!

¡Feliz día de la madre , mamá!

Feliz día de la madre a todas vosotras, blogueras y lectoras.

* NOTAS A PIE DE POST: Mientras pensaba sobre lo que escribir, mi calle se llenó de personas que cantaban religiosamente a coro y sostenían velas que protegían con sus manos del viento. En serio, parecía una secta y daban un mal rollo que te cagas. A las 02:00 seguían dale que te pego con el cante. Más de 100 personas al unísono con todo el repertorio del ave maría o lo que sea que canten bajo mi casa, me desconcentra y ataca mi paciencia. ¿Si les cae un cubo de agua desde un cuarto piso pasaría algo o solo se mojarían?

cantando con velas


“En algún lugar” estarán tus sueños…


OLYMPUS DIGITAL CAMERACada día debería de ser el día del libro, pero es hoy. Por eso he querido recuperar uno muy especial para todos los que visitáis este blog. Es uno de esos libros que cuando terminas, te invita a reflexionar y volver atrás en sus páginas para releer algunos pasajes de la historia que el protagonista cuenta en primera persona. Se trata de “En algún lugar” de Javier Carretero que fue publicado por la editorial Círculo Rojo.

Tiene una lectura muy ligera, sencilla y a la vez, profunda. Muchas veces nos preguntamos qué sentido tiene la vida y si podemos alcanzar nuestros sueños más anhelados. No quiero decir que en este libro podrás encontrar todas las respuestas, pero si te anima y te inspira a alcanzar una meta. Es difícil hablar de “En algún lugar” sin dejar escapar un spoiler y no quiero ser yo quien os estropee la historia. Tendréis que leerla para averiguarlo vosotros mismos.

En septiembre del año pasado fui a la presentación del libro que tuvo lugar en Huércal de Almería y la forma de hablar de Javier, me convenció para comprarme un ejemplar. Es una persona humilde y sencilla. Me firmó con una dedicatoria que me encantó.

“Y si te preguntara: ¿Cuál es tu sueño? Un placer Miguel compatir esta pequeña historia contigo…”

-SICKO-BIO: Javier Carretero Cantero nació en Melilla en 1978, pasó su niñez  y adolescencia dando patadas a un balón de fútbol en esta ciudad Norteafricana. Los estudios de primaria los realizó en ya desaparecido Colegio San Juan Bosco y estudió bachillerato en la rama de ciencias en el Instituto Enrique Nieto.

A la edad de 18 años marchó hacia Almería donde se matricula en la Universidad para realizar los estudios de Ciencias Químicas. Tras participar en agrupaciones musicales empieza a escribir y componer sus primeras canciones, poesías y relatos…hasta llegar a su primer libro: “En algún lugar”.COOKIE2

SINOPSIS:

En el momento de nacer nos dan una vida planificada, estudiar una carrera, acceder a un buen puesto de trabajo, casarse con una mujer de buena familia, pagar una hipoteca y tener descendencia. Pero ¿qué pasa cuando en un segundo cambia todo lo que te han enseñado, desbaratando tus planes y te das cuenta que nadie te enseñó a sentir?

Con esta emotiva historia, Javier Carretero ha construido una novela que deja al lector sin aliento y abre las puertas a un fascinante viaje por el presente, pasado, futuro y las insospechadas relaciones que existen entre ellos.

 Este libro no está escrito para hacerte pensar,

Ni para hacerte reír, Ni tan siquiera para hacerte llorar

 Este libro está escrito para hacerte llegar

Hasta donde tú sueñes….

 …EN ALGÚN LUGAR.


Si queréis saber más, podéis visitar la página oficial y si estás en San Jordi (Barcelona) podéis pasaros a conocerle personalmente en la firma de libros. Ya se encuentra ultimando la secuela de esta historia y le deseo mucha suerte desde aquí.

También está en San Jordi mi escritora favorita y por supuesto podéis leer cualquiera de sus libros porque sinceramente pienso que ninguno os defraudaría. Matilde Asensi es una de las mejores escritoras y me encantaría que le propusieran un buen guión cinematográfico para la saga “Martin Ojo de Plata”, “El último Catón” o “El salón de ámbar”. ¡Sería la caña de España!