Matando moscas con el rabo

Entradas etiquetadas como “Javier Carretero

Entre letras: “Si pudiera volver, estaría condenada a las sombras”


1395181113146Últimamente, cada vez que vengo por aquí, tengo que ir con prisas por no disponer de mucho tiempo. Gracias a un nuevo empleo que me llegó a principios del mes pasado. Un trabajo que me ocupa la mitad de las horas del día, pero que me permite leer más que antes. Me encuentro leyendo “Doctor Sueño” de Stephen King, pero os voy a dejar por aquí mi opinión sobre otras dos que ya terminé antes y aparté a un lado “Lo que encontré bajo el sofá” de Eloy Moreno (ya la terminaré)

“SI PUDIERA VOLVER” de Javier Carretero

Este libro es la secuela de “En algún lugar” de la que ya os hablé en su momento. La verdad es que mucho no puedo contaros sobre ella para no desvelar datos, pero si aquella me gustó, esta me ha gustado más.No se olvida completamente de Giraluna… Cuenta con más personajes que en la primera parte, pero si tengo que elegir, me quedo con Marina, pues me ha hecho reír con su irascibilidad, su bendita paciencia para ayudar al protagonista (Daniel) y cuando lee ciertas cartas. Destacaría los lugares que visitan los personajes, como por ejemplo, el Faro y playas de Cabo de Gata, el Arrecife de las Sirenas (aquí se dan un chapuzón que queda para mi recuerdo), la Ermita,…¡Almería. qué bonita eres! Un dato importante es que aquí ha dejado la historia cerrada (ya veremos) Javier tiene un hermano que actúa en un grupo de Rock que se llama “Coto Privado” y algunas partes de sus canciones han quedado plasmadas a lo largo de la novela.

Tuve el placer de acudir a la presentación de la obra a principios de febrero. Tampoco penséis que desveló la trama que nos encontraríamos, pero consiguió que fuera amena, emocional y algo didáctica, en cuánto a su opinión sobre las ventajas de la auto-edición. Al adquirir el libro, nos regalaban dos piedras cuyo hermoso significado sólo entenderás al leer “Si pudiera volver” (merece la pena) PTLV

¿Existen las sirenas?

Si queréis saber más: Web Oficial, Facebook de su Club de Fans, puntos de venta de “En algún lugar” y “Si pudiera volver“.

“CONDENADA” de Chuck Palahniuk

Sinopsis: Hija de una estrella de cine narcisista y de un billonario, una Navidad Madison es abandonada en un internado suizo  mientras sus padres de dedican a impulsar sus nuevos proyectos y a adoptar huerfanitos. Entonces Madison muere por una sobredosis y lo siguiente que sabe es que está en el infierno rodeada de un variopinto grupo de jóvenes pecadores demasiado bueno para ser cierto: una animadora, un deportista, un empollón y un rockero punk. Unidos por el destino, Madison y sus colegas tendrán que atravesar el Desierto de Caspa y cruzar el Valle de los Pañales Desechables Usados para enfrentarse a Satanás en su ciudadela, y nada podrá detenerlos.

Como tiene acostumbrado, esta novela es una locura total. Parece que se ha tomado un puñado de speed y lo estaba flipando al describir su versión particular del infierno. Su jovencita protagonista, Madison, me caía como el culo, pero una vez coges el ritmo de la lectura, le tomé hasta algo de cariño. El grupo de amigos que forma es bastante peculiar para ir a rendir cuentas con el mismísimo Satán. Aquí  nada es lo que parece, pues supuestamente muere por una intoxicación de marihuana y es que la chiquilla tiene una vida muy viciosa junto a esos padres, estrellas de Hollywood (a lo Brangelina, pero mal llevado) Spoilers. A su “asesino” se lo vuelve encontrar mientras trabaja de teleoperadora en el infierno, lugar donde las chocolatinas son lo que aquí el dinero para sobornos y pagos. Visitar paisajes tan extraños como un desierto de Caspa, otro de Uñas Cortadas, un lago de sangre lleno de fetos abortados y creo recordar que había un río de Mierda con su cascada pestilente. Aparecen cameos de personajes importantes como Hitler, Genghis Khan, miembros de la familia Kennedy. Una escena que se me quedó grabada es una en la cual son atacados por una gigante y Madison, ni corta ni perezosa, la escala hasta el clitoris y la masturba (y tan amigas que acaban jeje) Tendrá que hacer una secuela, porque aquí no llega a hablar con Satanás, aunque también puede que lo deje a nuestra imaginación…

“SOMBRAS” de Gissel Escudero (kindle)

Sinopsis: En la vida real, algunas personas creen haber visto fantasmas. Otras aseguran haber visto unas sombras como humo negro de carácter maligno…
Javier, un muchacho de 19 años, acaba de mudarse con su madre a un apartamento tras la muerte de su padre. Ella tiene una extraña enfermedad mental y él no sabe cómo manejar la situación, mucho menos cuando empiezan a ocurrir cosas que no tienen una explicación natural.
Siglos atrás, otro muchacho llamado Joaquín es encerrado en una iglesia debido a una tragedia. Sus padres afirman que está poseído por demonios a los que ellos mismos han visto en acción. El Padre Víctor hará todo lo posible para salvarlo… pero quizás no sea suficiente.
Dos jóvenes separados por el tiempo. Dos jóvenes unidos por la tragedia y unas criaturas perversas y destructivas. Queda poco tiempo para evitar una catástrofe que afectará a muchas otras personas…

Como suele ocurrirme con sus historias, esta me dejó impactado. Tiene unos personajes interesantes y un ritmo que te pone frenético. Me gusta la relación del protagonista con su madre, su vecina Marisa y esa chica nueva de la que se enamora: Isaura. La confusión, el miedo, la ira…todo bien hilvanado con esos flashbacks al pasado para contar la historia de Joaquín…los pelos de punta!!! Esas sombras me recordaron a los dementores, pero estas son más salvajes y no dejan de acudir a mi mente ciertas escenas bastante sangrientas (¡cómo mola!) No dudéis en comprarla, que está baratita y seguro que si os gusta este género, os encantará. Al final me quedó una duda, pero su autora dejó que mi imaginación volara.

“EL SÉPTIMO CUMPLEAÑOS” de María del Mar Martín Fernández (relato corto)

Es un relato corto que cuenta la historia de manera infantil y en primera persona del pequeño Hugo. Trata sobre el bullying en la escuela y se hace mucho hincapié en el amor que siente hacia su madre. No estoy acostumbrado a que niños de siete años ya lean libros como los de la saga de “Ferblo”, pero confieso que casi lloré. Desgarradoramente basada en hechos reales.

Si te ha interesado, puedes leerlo en este enlace a su blog personal: SÉPTIMO.

PRÓXIMAS RESEÑAS de Libros leídos:

* “DOCTOR SUEÑO” de Stephen King

* “LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ” de Eloy Moreno

Me despido con el trailer de la secuela de “Carmina o Revienta”de Paco León : “CARMINA Y AMÉN”

¡Qué grandes que son estas actrices!

Anuncios

Esto no es una entrada…


Una curiosidad que no he podido dejar pasar. Después de ver la comedia “Somos los Miller” , con una desbordante Jennifer Aniston como stripper (y una vagabunda Emma Roberts tan borde como adorable) Nunca había visto unos huevos tan hinchados…es igual, dejadlo jeje que me desvío del tema. El caso es que me metí en la página de Abandomoviez y la noticia de un video en imagen real sobre la intro del juego survival ante un holocausto zombie “Dead Island”, me llamó bastante la atención y merece la pena poner ambos para que los podáis comparar. ¿Qué opináis del resultado? El video está realizado por fans.

ORIGINAL DEL VIDEOJUEGO

EN IMAGEN REAL

———————————————————————————————————————————-

Ya que me he puesto, os recomiendo que veáis unos cortometrajes que os pondré a continuación. Empezaré por “M is for Metamorphose”, que puede optar gracias a TU VOTO a formar parte de “The ABC´s of Death 2”.

De la primera parte, “The ABC´s of Death”, me llamó muchísimo la atención el corto titulado “D is for Dogfight” ( D es para Pelea de perros) que a pesar de su durísimo y fuerte comienzo, al final me compensó. Es que no me gusta nada, nada, nada, nada que hagan daño a un animal.

Por internet se encuentra uno con muchas sorpresas (agradables y otras no tanto) y por coincidencias de contactos en facebook me topé con un cortometraje basado en el libro “Los Caminantes” de Carlos Sisí. Me gustó, me parece que se lo curraron bastante y me importa un bledo lo que digan de sus interpretaciones (¡Son fans, no actores!) pero habrá que respetar las demás opiniones…¿tú que dices? A mi me sirvió para que me picara el gusanillo de leer toda la historia.

Gissel Escudero publica cada año al menos un cuento para el día de Halloween. Este año decidió no hacerlo porque es muy fuerte para su página. He tenido la oportunidad de poder leer su relato “El asilo” y cuenta una historia escalofriante. Si ella quiere compartirlo aquí en mi blog, cualquiera de sus palabras e historias son bienvenidas. Mi blog es tu blog si te hace falta, Gissel. Se me olvidaba, esto os va a parecer la teletienda, pero si pincháis en la imagen podéis acceder a la página de amazon y adquirir algunos de sus libros.

Banner gissel escudero

Y hablando de novelas, no podía esperar más a poner aquí el book-trailer de “Si pudiera volver”, la continuación de “En algún lugar” del almeriense de Melilla, Javier Carretero. Espero que os guste.

————————————————————————————————————

* NOTAS A PIE DE POST:

– La noche de Halloween la acabé pasando en el Pub “Con Clase” de la calle Sagunto en Almería. Allí pinchaba mi amiga Silvina Romero que me hizo bailar y dar botes un buen rato con su música.

– Sé que la mayoría está más interesada en saber sobre el rodaje de “Exodus” y algunas de sus estrellas principales se lo pasan en grande en la capital andaluza. Es que Almería tiene su encanto. Una de cal y otra de arena jejeje, la semana pasada tuvieron que rescatar a 32 miembros del rodaje de la película de Ridley Scott por culpa de una tormenta con granizo.

Tengo que reconocer que los decorados de la película tienen buena pinta y es asombroso todas las facilidades que el Ayuntamiento de la ciudad le ha proporcionado a esta superproducción de Hollywood. No sé si conocéis a Aaron Paul, actor protagonista de la serie “Breaking Bad”, pero me voy a despedir con un video que le hicieron unos almerienses que estaban de fiesta por el centro.

YEAAH BITCH!


“Mi alma en un suspiro” (II)


Hoy vengo cabreado con uno de nuestros proveedores de refrescos. Siempre compruebo que el pedido recibido coincida con el albarán y me aseguré antes de decirle nada, de que estaba en lo cierto. Ha tenido la cara dura de dudar de mi palabra. Me faltaban nada mas y nada menos que 40 unidades, así que le pedí que lo contara él mismo. Se le cayó la cara de vergüenza, faltaría más. (Gente estúpida y engreída la hay por todas partes) Pidió disculpas y prometió traer mañana el resto de la mercancía.

Notas desde El espigón #2el plomo
Me lío hablando banalidades más que los cables para cargar baterías (Móviles, portátil, cámaras, disco duro externo,…) que los guardas bien enrollados en una bolsa y cuando los sacas, te toca desenredar nudos marineros.
Ayer volví del espigón a casa y Orko recibió su paseo de rigor, pero esta vez sin pelota. Tenía otras tareas que cubrir y mi madre me pilló preparando una tortilla de patatas. No la esperaba tan pronto de regreso y me dijo que solo había cerrado un momento la tienda para recoger algo que había olvidado en su habitación y volvía a abrir. Salió su vena curiosa y me preguntó que a dónde iba…y con quién. Sé que soy adulto y no tengo necesidad de dar ningún tipo de explicación, pero como no tengo nada que ocultar, se lo dije. La cara de mi señora madre, Dolores Gutiérrez Vivar, se transformó en un jeroglífico que no supe (ni tengo intención de) descifrar, en el momento que nombré a Alma. No dejaba de preguntarme detalles sobre ella ( se puede poner muy pesada) y la acabé cortando con un “sólo es una amiga”. Me pidió que tuviese cuidado y antes de coger el coche, juraría que la sentí rezar…qué exagerada se vuelve en ocasiones!
Al final la visita al monumento quedó aplazada. Un ligero cambio de planes ha hecho que visitemos unas de las calas más famosas de esta tierra que me vio nacer. Fuimos a la Cala del Plomo, la cual no había pisado desde los ocho años. Tomé unas instantáneas bellísimas de esa playa tan ancha. Reímos al ver un pequeño poste de madera lleno de latas vacías con la inscripción “Ceniceros”.Al entrar al agua, había unas cuantas rocas enormes repartidas por el fondo, pero el baño resultó de li más estimulante (sin medusas ni algas)
Alma no ha querido bañarse, pero no ha parado un momento de echar fotos. Creo que alguna de las veces ha disparado con su cámara en mi dirección, pero si lo ha hecho, sé que no las veré. Comí un sándwich de York y queso al salir del agua, pero ella no tenía hambre. Mientras estábamos sentados en mi toalla, revisaba las fotografías que había tomado y le pregunté a Alma si le apetecía andar un rato por el sendero del cerro que asomaba a la izquierda…no recuerdo si se llamaba Cerro del Cuartel o de la Higuera. Es un tramo que se tarda en recorrer unos veinte minutos aproximádamente, para llegar a otra cala con el nombre tan original de Cala de Enmedio. No le importaba caminar, así que nos dispusimos a ello a pesar de los 38 grados que nos freían la cabeza y todos los bártulos que llevábamos encima.
Mira que soy de aquí, pero nunca había estado y la verdad es que me dejó impresionado. Es uno de esos lugares de lis que oyes hablar mucho a la gente, pero realmente no sabes porqué hasta que lo ves en persona. Esa arena fina y prácticamente dorada que brillaba como diamantes bajo los rayos del sol, esas montañas volcánicas que la flanquean con los efectos erosivos de olas salvajes…hacen parecer que te has transportado a otro lugar del planeta. Un paraíso prohibido.
Había dos parejas más en esa cala. Una tomaba el sol y otra paseaba por la orilla totalmente desnuda. Naturaleza en estado puro, vamos. Relax absoluto.

cala de enmedio
Nuestras cámaras no cesaron de capturar imágenes inolvidables. Coloqué la toalla y puse la mochila encima. Le pedí a Alma que me acompañara por el lado izquierdo de la playa, escalando rocas y pasando por tramos en los que nos teníamos que mojar hasta las rodillas. Recordé que una vez mi padre me contó que por allí se formó una brecha natural donde quedó varado un enorme pez espada.
Eso fue hace muchos años y no pensé por un monento que iba a ver su esqueleto fosilizado, pero si llegamos hasta la brecha y no pudimos avanzar más allá. Cruzar parecía fácil, pero no tanto para regresar y caernos al agua podría resultar mortal. Bajo nuestros pies había grutas subacuáticas y ambos desconocíamos las corrientes marinas del lugar, así que decidimos quedarnos ahí un rato. Tomamos unas fotos, charlamos y volvimos a nuestro sitio. La tortilla de patatas me la comí sólo, pues Alma insistió en que había desayunado fuerte y no tenía ni pizca de hambre.
Una vez en casa, descargué la tarjeta de memoria en mi ordenador y cambié el fondo de pantalla para recordar siempre la Cala de Enmedio.
Mi madre me pidió que la llevase de compras, así que no volví de nuevo hasta casi las ocho de la tarde. Vine estresado porque mi madre remira los precios treinta veces antes de escoger el producto y echarlo al carro. Además, las colas para las cajas en Carrefour eran kilométricas. La crisis nos está matando, peto no podemos evitar seguir comprando. Ley de vida y vicio.

Me está gustando esto de escribir, oye.

Hacía más de una semana que no veía a mi amigo Alberto y me llegó su llamada mientras paseaba a Orko por el parque. Quedamos para cenar en Botania ( un bar de tapas en plena Rambla de Almería) y llegó con su rubia mujer de pelo rizado; Laura. Tras comentar con el la actualidad futbolística y las sivergüencerías de nuestros gobernantes, me dieron la mejor noticia del día: VAMOS A SER PAPÁS. Qué alegría me entró por el cuerpo. Laura me preguntó si quería ser el padrino del bebé y por supuesto que acepté. Después de cenar, salimos a celebrarlo tomando unas cervezas al pub Cibeles, aunque Laura brindase con Cola.
Una de las veces que me acerqué a pedir en la barra, conocí a una chica despampanante, con el pelo negro azabache…me pareció tan hermosa que la invité a tomar una copa. Yo ya estaba achispado y no recuerdo bien toda la conversación, pero acabé comentándole que tenía que descansar para levantarme temprano. “Me encantaría volver a verte” , le dije. Se me quedó mirando pensativa y mientras sonaba el “Live it up” de Jennifer López y Pitbull a toda pastilla, me escribió en una servilleta su teléfono…y su nombre. ¡Cómo en las películas!

Las tres horas que dormí anoche las pasé soñando con Patricia.

Continuará…


“Mi alma en un suspiro” (I)


Hola, me llamo Samuel. A partir de ahora escribiré mi día a día, tal como me ha recomendado el Dr. Zamora. Dice que esto de escribir me ayudará a salir de la depresión que sufro y que mantendrá mi mente ocupada. Entre mi trabajo en la panadería y mis hobbys supone que me tendrá distraído de pensamientos penosos. Hace un año ya que mi padre murió de cáncer, mi madre sigue sin superarlo y yo tampoco. Tuve que hacerme cargo del negocio familiar, pues mi madre no se encontraba como para atender clientes, recibir pedidos y menos para hacer los repartos con la furgoneta. “Panes Alcayde” siempre ha tenido un buen nombre en Almería y me ví en la obligación de seguir el legado, pero nunca pensé que tendría que hacerlo tan pronto. Tengo 28 años, pero llevo desde los 7 aprendiendo el oficio junto a mi padre. Cuánto echo de menos todos esos momentos que pasé junto a él en la cocina del local.

El olor a pan y bollos recién hechos a unas horas tan tempranas eran mi despertar, mientras el mundo y los gallos aún dormían. Sigue siéndolo, pero con la diferencia de que lo hago todo sólo y no es lo mismo. No lo es. Todas las mañanas a las cinco ya tengo que tener los hornos encendidos, así que me levanto a las 4 para ducharme y tomarme un café tranquilamente con mi cigarrillo en casa de mi madre. Menos mal que hace tres meses ella empezó a venir a ayudar atendiendo en la tienda. Creí que iba a volverme loco. Más aún de lo que estoy. No sé cómo se las ingenia para regalar una sonrisa a cada persona que entra por la puerta, cuando por dentro está tan destrozada como una tableta de chocolate al sol del Sáhara.

Siento la necesidad de independizarme, pero no puedo dejar a mi madre sola en una casa cuyas paredes la atrapan en una espiral de toda una vida de recuerdos. Se cambió de dormitorio porque ya no soportaba los rastros de su olor ni del vacío que mi padre antes ocupaba en su cama. Ahora con esas pastillas que nos recetó el médico, conseguimos dormir, pero en nuestros sueños seguimos teniendo la imagen de mi padre. He de permanecer a su lado. Es mi madre y la quiero.

El Dr. Zamora tuvo el detalle de regalarme este diario con funda de cuero y color marrón envejecido. Mañana comenzaré a tomar notas en él, resumiendo mi experiencia del día anterior. Espero que esto de escribir me sirva de algo y no solo para dejar pasar el tiempo.

Notas desde el espigón #1

Bueno, ha llegado el momento de manchar con más letras las páginas de este diario. Ayer me levanté a la hora de costumbre y le di su paseo matutino a mi perro. Es un chucho negro, feo y enano, pero adoro hasta el colmillo que le sobresale de la boca. Orko es un perro muy inteligente y es el único que me recibe en casa con una alegría sobrehumana. Al llegar a la panadería no dejaba de darle vueltas a qué hacer para tener algo sobre lo que escribir aquí, pero luego he pensado que no me gustaría basar mi vida en lo que vaya a escribir en este diario. No tengo ni idea de por qué me he puesto nervioso. Esto no lo leerá nadie más que yo. Es sólo para mí.

Me gusta encender la radio y escuchar algo de música mientras moldeo la masa que dejo preparada el día anterior. Recordé a mi padre, compartiendo esa mesa de trabajo, contando chistes y aconsejándome para mejorar mis técnicas. Decía que el mundo de la panadería y pastelería son un arte que se disfruta con los cinco sentidos. Por eso hay que poner cariño en todo lo que se crea en la cocina. La satisfacción del cliente es la recompensa a las cosas bien hechas. Sí; palabras así son las que me dedicaba.

Hace unos meses que conocí a Alma. Es una amiga muy especial con la que puedo desahogarme tranquilamente sin miedo a que me juzgue malamente por expresar mis sentimientos. No suelo abrirme fácilmente a la gente, pero ella es diferente. Sus consejos son pura poesía, pero lo más importante es que se le da muy bien escuchar. Compartimos la afición a la fotografía y quedamos por la tarde para capturar el casco antiguo de la ciudad con nuestras cámaras. No conversamos mucho recorriendo la calle De las Tiendas, la plaza de la Catedral, el paseo de Almería o la Rambla, pero intercambiamos sonrisas. Sólo con eso, ya éramos capaces de comunicarnos.

Sólo es una amiga, pues aunque tengamos tantos gustos en común, no me llama la atención hasta el punto de enamorarme. Creo que ella piensa lo mismo de mí. Somos como hermanos. En fin, que todo está bien como está con ella. Fue una tarde fantástica.

Cuando llegué a casa, Orko me recriminó con su mirada el hecho de haber salido a la calle sin él. Arreglé ese asuntillo dándole una vuelta por el parque. Cené con mi madre y hablamos un rato, pero al tomarnos las pastillas no tardamos en encerrarnos en nuestras habitaciones. Me puse a escribir en este diario con mucha ilusión y antes de conciliar el sueño profundo, me acordé de lo recelosa que es Alma con sus fotos. Nunca me enseña una y me dormí con la sonrisa puesta, pensando en ella.

espigon de los gatos

Cuando he acabado de realizar la ruta del reparto con la furgoneta, he aparcado en El Palmeral y he venido hasta el espigón de los gatos. Este lugar me parece perfecto para inspirarme, pues significa mucho para mí. Gran parte de los veranos de la infancia los viví en esta playa. Intentaré venir todos los días.

Además, es una maravilla poder ver el amanecer desde aquí. La mar está en calma y al fondo puedo ver dos barcos pesqueros que parecen de juguete de lo alejados que están de la orilla. Esta tarde vuelvo a ver a Alma. Nos faltó visitar uno de los monumentos más importantes de Almería: La Alcazaba.

 Notas desde El espigón #2

Continuará…


“En algún lugar” estarán tus sueños…


OLYMPUS DIGITAL CAMERACada día debería de ser el día del libro, pero es hoy. Por eso he querido recuperar uno muy especial para todos los que visitáis este blog. Es uno de esos libros que cuando terminas, te invita a reflexionar y volver atrás en sus páginas para releer algunos pasajes de la historia que el protagonista cuenta en primera persona. Se trata de “En algún lugar” de Javier Carretero que fue publicado por la editorial Círculo Rojo.

Tiene una lectura muy ligera, sencilla y a la vez, profunda. Muchas veces nos preguntamos qué sentido tiene la vida y si podemos alcanzar nuestros sueños más anhelados. No quiero decir que en este libro podrás encontrar todas las respuestas, pero si te anima y te inspira a alcanzar una meta. Es difícil hablar de “En algún lugar” sin dejar escapar un spoiler y no quiero ser yo quien os estropee la historia. Tendréis que leerla para averiguarlo vosotros mismos.

En septiembre del año pasado fui a la presentación del libro que tuvo lugar en Huércal de Almería y la forma de hablar de Javier, me convenció para comprarme un ejemplar. Es una persona humilde y sencilla. Me firmó con una dedicatoria que me encantó.

“Y si te preguntara: ¿Cuál es tu sueño? Un placer Miguel compatir esta pequeña historia contigo…”

-SICKO-BIO: Javier Carretero Cantero nació en Melilla en 1978, pasó su niñez  y adolescencia dando patadas a un balón de fútbol en esta ciudad Norteafricana. Los estudios de primaria los realizó en ya desaparecido Colegio San Juan Bosco y estudió bachillerato en la rama de ciencias en el Instituto Enrique Nieto.

A la edad de 18 años marchó hacia Almería donde se matricula en la Universidad para realizar los estudios de Ciencias Químicas. Tras participar en agrupaciones musicales empieza a escribir y componer sus primeras canciones, poesías y relatos…hasta llegar a su primer libro: “En algún lugar”.COOKIE2

SINOPSIS:

En el momento de nacer nos dan una vida planificada, estudiar una carrera, acceder a un buen puesto de trabajo, casarse con una mujer de buena familia, pagar una hipoteca y tener descendencia. Pero ¿qué pasa cuando en un segundo cambia todo lo que te han enseñado, desbaratando tus planes y te das cuenta que nadie te enseñó a sentir?

Con esta emotiva historia, Javier Carretero ha construido una novela que deja al lector sin aliento y abre las puertas a un fascinante viaje por el presente, pasado, futuro y las insospechadas relaciones que existen entre ellos.

 Este libro no está escrito para hacerte pensar,

Ni para hacerte reír, Ni tan siquiera para hacerte llorar

 Este libro está escrito para hacerte llegar

Hasta donde tú sueñes….

 …EN ALGÚN LUGAR.


Si queréis saber más, podéis visitar la página oficial y si estás en San Jordi (Barcelona) podéis pasaros a conocerle personalmente en la firma de libros. Ya se encuentra ultimando la secuela de esta historia y le deseo mucha suerte desde aquí.

También está en San Jordi mi escritora favorita y por supuesto podéis leer cualquiera de sus libros porque sinceramente pienso que ninguno os defraudaría. Matilde Asensi es una de las mejores escritoras y me encantaría que le propusieran un buen guión cinematográfico para la saga “Martin Ojo de Plata”, “El último Catón” o “El salón de ámbar”. ¡Sería la caña de España!