Matando moscas con el rabo

Entradas etiquetadas como “marrones

Desbarrando con Google Traductor


Encontrábame yo aquí tan tranquilamente conversando con Silvia sobre “la costumbres sexuales de los galápagos en la China” y mutó a la importancia de saber idiomas para poder traducirlas de manera correcta. Uno de los temas que surgió (espontáneamente, es decir, sin ponerle una pistola en el pecho, lo juro) fue hablar del blog  de Gissel Escudero, al menos alguno de los 58585 de los que dispone y mantiene en la red. Creadora de historietas…e incluso de historias asombrosas, divertidas, extrañas, sorprendentes y digamos que de una variedad casi infinita…me como el coco mucho divertido! En fin, que acabamos leyendo una entrada descojonante sobre las traducciones de cuentos infantiles con el traductor de google.

El método es el siguiente:

1. Seleccionas el texto deseado. También sirven frases de cualquier tipo.

2. Lo pegas en el traductor de google y traduces a otro idioma (por ejemplo, al japonés)

3. Ese texto traducido, lo copias en el lado izquierdo y cambias la traducción a la inversa. (del japonés al español)

4. Prepárate…para leer algo absurdo y desternillante.

El resultado es insólito. Nos reímos y decidí seguir esta especie de cadena de risas por aquí (mi rinconcito infernal) con fragmentos de mis propios textos y otras obras. Aviso de que contiene spoilers. Mis comentarios están en negrita.

Welcome to our laughing show!

REPLICANTE: PARTE 9.

La bestia golpeaba con todas sus fuerzas, pero ella era demasiado rápida. Volvió a escupir su afilada lengua y AX-7 la cogió, sin cortarse, con las dos manos. El arma se la había enfundado al muslo derecho. Con la lengua en su poder, corrió alrededor del maldito árbol tantas veces, que a este, no le dió tiempo para reaccionar. Quedó atrapado por su propia extensión bucal.

Los rugidos se volvieron más guturales, pero AX-7 no dejaba de rodearlo dando vueltas también por arriba y abajo. Finalmente salió corriendo en dirección a Joaquín tirando aún más fuerte de esa lengua. Ésto hizo que la lengua se aprisonara más contra varios puntos del tronco del monstruo, como si su lengua fuese una boa constrictora. El último tirón hizo que la bestia quedara cortada en tronquitos. Desde luego que habría sido un buen método de enseñanza a un futuro leñador. Rápido e indoloro, por decirlo de alguna forma.

– Chúpate esa, hijo de puta.- dijo Joaquín.

* DEL JAPONÉS:

Beast (Vaya! ahora es anglosajona) que fue golpeada con fuerza de todos los suyos (¿sus qué)que era demasiado rápido. Con ambas manos, sin cortar (supongo que el jamón de pata negra), AX-7 se tomó (ahora se puede tomarse uno mismo en brazos) y escupiendo insultos (quiero aprender a hacer eso, sería mejor que entrenar a un pokémon). El arma estaba en una funda en su muslo derecho (no está mal). En su poder, la lengua, no le dio tiempo a reaccionar a esto  corrió alrededor del árbol muchas veces tan malditos(¿la lengua hizo qué?) . Fue capturado por la extensión de su propia boca(sin palabras).

El rugido se hizo más ronca (no sabía que Rugido era una chica), AX-7 siguió girando en torno a su parte superior e inferior. Por último, corrí hacia Joaquín tirar con más fuerza en ese idioma (el español y el inglés son muy fuertes…¡Cuidado con el chino, Joaquín!). Esta lengua de su lengua (jaja, su propia lengua tiene otra lengua, ¿o se refiere a que su lengua habla su propio idioma?), el monstruo era tronco aprisonara (era un tronco, pero también podía haber sido colega, tío, chacho, oyetú,…aprisonara me suena del inglés “a prison ara”, o sea, que se trata de una prisión en Ara ) más por múltiples puntos de contracción llevaba embargo (los puntos del carnet de conducir es que se reducen por cometer infracciones al volante y en consecuencia te suponen una multa o la retirada del vehículo o ambas a la vez). Tug-of-war (El remolque de la guerra. Es que así quedaba más guapo)del último corte en pedazos hechos de restos de animales (se ensañó con los bichos del bosque a machetazos). Por supuesto, creo que es una buena manera de aprender el futuro del leñador (deducción lógica, pues una cosa siempre lleva a la otra). Como de alguna manera, rápida y sin dolor.

  – Tómalo hijo de puta -. Joaquín dijo.El remolque de la guerra se va a tirar a Beast y Rugido quedará soltera de por vida por la pena. Fin.

__________________________________________________________________________

REPLICANTE: PARTE 5.

– Pero, ¿de qué estáis hablando?¿En serio os referís a….?

– Hacer un trío.- aclaró Joaquín.

Eva puso cara de estupefacción, pero si que era una sorpresa para ella, pues Joaquín tenía un cuerpazo fibroso y una personalidad detallista que a ella le encantaban. Jamás se le habría ocurrido poner sus garras en el novio de una amiga, eso era sagrado para ella. Pero tampoco se le había pasado nunca por la cabeza que una amiga le propusiera realizar un trío. Un mar de dudas  mezcladas con excitación se acumularon en su cerebro.

Esa tensión se rompió en el momento que Sandra la abordó por detrás apartando su cabello y besando su nuca y su cuello. Temblaban de nervios y Joaquín ante la escena, no pudo contenerse. Se quitó la sudadera dejando al descubierto su famosa tableta de chocolate, con la que Eva había soñado alguna vez.   Éste se abalanzó hacia Eva directamente hacia sus labios y la besó. Jugaron con sus lenguas y las manos de Joaquín rodeaban sus pechos. Sandra le empezó a quitar la ropa a la cumpleañera y los tres se dejaron llevar por una pasión desenfrenada que hacía parecer que sus cuerpos fuesen a explotar de tantas vibraciones y nervios.

                                                                                             * DEL CRIOLLO HAITIANO

Pincha la imagen si quieres ver la caca a lo largo de la Historia.

Pero lo que realmente estamos hablando …. te das cuenta?De momento,no.

– Hacer un Trio -. Joaquín dijo.

Eva hizo una mueca de asombro, pero si fue una sorpresa para él, ya que Joaquín tenía un gran cuerpo (qué narcisista es este muchacho…) y personalidad revendedores fibra era (es una forma de ser normal que después de comerse un Activia reciclaran sus propias heces para luego suministrarlo a sus clientes de la única tienda del barrio). Nunca hubiera pensado en poner garras en novio de una amiga, que era sagrada con él. Pero no fue así que un amigo está haciendo un trío propuesto (me pierdo). Un mar de dudas mezclada con emoción acumulada en el cerebro él.

Esa tensión se rompió en este momento Sandra se le acercó por detrás de su pelo a un lado (esa no se había depilado en meses)y le besó el cuello y el cuello (¿cuantos cuellos tiene?Entonces es una chica bicéfala). Temblando, temblando y nervioso y Joaquín en el lugar, no podía parar (será por los temblores que se le duplican). Tomó el suéter que mostró famoso chocolate bajo él (le había robado la caja entera de ferreros) y Eva nunca fue un sueño (es real…claro). Se lanzó Eva directamente en la boca y la besó. Juegan con el lenguaje y mano atada alrededor de su pecho Joaquín (practican con los idiomas, mientras que alguien que ha conseguido la habilidad de estirar su brazo como un chicle, rodear unas tetas y hacer un nudo). Sandra ha comenzado la eliminación de su cumpleaños (se quita años de encima la muy mentirosa), ropa y tres de los cuales fueron capturados por una pasión salvaje que hizo parecer que sus cuerpos se han disparado como muchas vibraciones y los nervios.

_____________________________________________________________________

DESESPERACIÓN de Stephen King.

– ¿Puedes andar?- preguntó el policía-. ¿Tienes algo roto?

-¿Y eso qué más dá?-replicó la mujer-.Si va a matarme , acabe cuanto antes.

– ¿Matarte? ¿Matarte?- La miró asombrado, con la expresión de un hombre que nunca ha matado nada mayor que una avispa-. ¡No voy a matarte, Mare!- La abrazó por un instante y echó una ojeada alrededor a sus otras víctimas. ¡No, por Dios! Y menos ahora que las cosas empiezan a ponerse interesantes.

 

* DEL LETÓN.

– Se puede ir andando – -Preguntó el policía. Han roto? La deja caminar porque ha cortado con su pareja.

– Entonces, ¿cuál es la diferencia entre “Jesús respondió la mujer me mata, termina pronto (Normal que la deje, se estaba muriendo desangrado y ya estaba ansioso por dejar este mundo). 

– Que te mate? Mata a ti (tiene más mala leche de la que pensaba, pues quiere que se suicide. ¡Qué sádico!)– Parecía aturdido, la expresión de un hombre que nunca ha matado a algo más grande que un avispón (¡Anda, ha crecido!). No voy a matarte, Mare – Celebrada por un momento (lo que es sacar la tarta, soplar las velas y cantar el Happy Birthday) y miró a sus otras víctimas. No, por Dios! Sobre todo ahora que las cosas empiezan a ponerse interesantes.

_____________________________________________________________________

– LA CONJURA DE LOS NECIOS de John Kennedy Toole -(La sugerencia de Silvia)-

Señor I. Abelman, caballero mongoloide:

Hemos recibido por correo sus absurdos comentarios sobre nuestros pantalones. Comentarios que revelan claramente su total falta de contacto con la realidad. (…)

“¿Por qué? ¿Por qué?” Ustedes, con su cháchara incomprensible, son incapaces de asimilar conceptos mercantiles progresistas a su visión del mundo, lamentable y trasnochada.(…)Es evidente que tienen ustedes unos programas de publicidad y comercialización muy deficientes. (…)Al parecer son ustedes gente sin fe. (…)

Si vuelve usted a molestarnos, señor, sentirá el morder del látigo en sus hombros repugnantes.

* DEL TAMIL.

En primer lugar Abelman señor, Mongolia él (que quede claro que el es un país):

Somos tus comentarios absurdos acerca de nuestros pantalones (Sus comentarios le hablan directamente. ¡Tienen vida propia y le insultan!) llegó por correo. De hecho, la falta de una comunicación clara con sus comentarios (por lo visto el y sus colegas comentarios no cuajaban muy bien en aquella relación. Todo el día discutiendo y anoche comí “pescao” y la raspa la tengo aquí). (…)

“¿Por qué, por qué?” Usted, usted no va a entender a los personajes, no el desafortunado y anticuado, (querrán montar una obra de teatro sobre un jubilado al que le quitan su pensión y le acusen de recordar viejos tiempos cuando el sistema no le ahogaba tanto) deben asimilar en el mundo de conceptos de negocios progresistas. (…) No es tan malo de marketing y programas de publicidad que claro(¿Pero qué dice? Entiendo que antes no estaba bien visto el ser publicista). (…) Parece que la gente no es leal a usted (Pues va a ser que no).  (…)

Si nos molestó de nuevo, señor, azotar a un bocado en sus hombros sentir el odio (Se refiere a que le propina un tortazo a su boca, que a su vez le muerde en los hombros y es entonces cuando se toman manía).

LEVI

______________________________________________________

SUPERVIVIENTE de Chuck Palahniuk

Oh, Dios divino y misericordioso,

No hay en la Historia amor parejo al que por Ti sentiré

si me das hoy un sitio donde aparcar.

Pues eres Tú el que dispone

Y eres Tú el que concede.

De Ti nace todo bien.

Todo tiene en Ti su origen.

Sabré confortarme en tu cuidado. Guiado por tu mano

Para detenerme, y descansar, y relajarme, y aparcar.

En tus manos me encomiendo. Así me sea concedido.

Amén.

Me salió una imagen rara y veo una cara, pero esto es parte de las alpujarras almerienses.

* DEL LATÍN.

O santo y misericordioso, (¿Y Dios donde quedó?)

Incluso cuando se siente ningún amor en la historia es para Usted

(¡No me lo puedo creer! ¡No tiene corazón!)

si yo tuviera un lugar aquí (¿exactamente donde?).

Para ustedes que tienen (esperad, que hay más gente…)

Y eso te da (igual/por saco/en las narices).

Todo lo bueno viene de Ti.

Así que todo en ti (mente sucia, ¡fuera!mente sucia, ¡fuera!jaja)

Para consolar me cuidaré de ti en el saber (por el interés te quiero, Andrés). Guiados por la mano

(¿Hacia donde te guía esa MANO?)

Stand (ahora resulta que sabe inglés), y estar en reposo y para relajarse, y se hizo dueño.

(dueño a la fuerza,a la de los manotazos, aquí al final hay pelea)

En tus manos encomiendo. Así que se le dará (una paliza de regalo).

Amen.

_________________________________________________________________

Este experimento se acabó por ahora. Depende de vosotr@s que sigáis contagiando risas y os animo a ello. Ha merecido la pena dedicarle un tiempo a esta paranoia. No quiero despedirme sin decir que es mejor que no nos fiemos al 100% del tan popular traductor cibernético. Un diccionario y unos buenos libros, son herramientas que aún son útiles.

¡Me lo he pasado bomba con esto! ¡Espero vuestras opiniones!

Pd. Llevo todo el rato con una canción en la cabeza. Se trata de “Rara” de Georgina y su videoclip es un poco macabro.

PUSH THE PLAY OYE WEI, YEI, YEI.


MARIA DE MIS MARRANAS


Había comenzado el verano y ahí estaba Juan subiendo la calle principal de su pueblo, Tántara, que constaba de unos 220 habitantes aproximádamente. Entre montañas y verdes campos. El muchacho de complexión fuerte, pero delgada, no dejaba de sonreír al móvil que llevaba entre las manos mientras andaba. La mochila negra desgastada con el logo de “Rammstein” en color rojo nunca se la olvidaba poner para salir al tranco de la calle. Ahí guardaba sus cosillas, cómo la PSP y los canutos que había comprado el día anterior.

Juan había cumplido dieciocho años y como estudiante se le podría considerar uno del montón. No sobresalía en ninguna asignatura en especial, pero este curso las había aprobado todas habiendo realizado un sacrificio enorme para el: NO FUMAR PORROS en época de exámenes. Desde luego que había merecido la pena el esfuerzo y estaba loco de contento con todos los mensajes que le llegaban por la red social. Felicitaciones por todas partes. Ahora mismo estaba actualizando su muro, avisando a sus amigos de la red que iba a empezar a trabajar. No hacía ni tres días que empezó las vacaciones y su madre le había conseguido un trabajo para cuidar de los perros de Josefa Blanco, la farmacéutica del pueblo, que se iba dos semanas a Ibiza para despejarse.

Llegó a la puerta de la casa y abrió con la copia de la llave que Josefa le había dado. Montxo y Nemo, los dos pequeños chuchos, se abalanzaron hacia Juan con euforia desmedida. Movían el rabo, le saltaban hasta la cintura y ladraban a modo de saludo.

– ¿Y los niños chicos de la casa? ¿Vamos a la calle?- Dijo Juan y la palabra “calle” era un detonante para que los perros se pusieran más nerviosos aún. Como no quería ser tan malo con ellos, no les hizo esperar. Tras la puerta estaban los ganchos donde colgaban las correas de los perros con sus bolsitas correspondientes para recoger los regalitos marrones que dejaban por ahí. Los sacó a pasear y jugó a tirar la pelota con ellos en un descampado que estaba a solo cinco minutos de allí. Montxo las traía todas, pero Nemo iba más bien a lo suyo.

Después volvió para dejarlos en casa de su dueña, que llevaba viuda tres años. Al quitarles las correas, pensó que era buena idea fumarse un porrito por lo bien que lo había hecho. Se adentró en la casa y entró al salón. Era una decoración bastante austera y tenía muchas figuras de porcelana repartidas por los diferentes muebles. La mochila la dejó caer encima del sofá y se sentó frente al televisor de plasma de cuarenta pulgadas. Cogió el mando y programó la MTV para ver los programas absurdos, pero adictivos a nivel cotilleo, mientras se sacaba los materiales para preparar un cigarrillo de la risa (así denominaba su madre al porro).

Al dar la primera calada, se acordó de la sed que tenía y se levantó para ir a la cocina. Cogió una lata de San Miguel de la nevera y del armario contiguo, una lata de sardinas en tomate, a modo de tapa. Montxo estaba atento a sus movimientos desde la puerta de la cocina. Nemo se quedó frito en el sillón. Antes de cerrar ese armario vio en el estante superior unas aceitunas en conserva y como no llegaba, no se le ocurrió una idea mejor que dejar la cerveza y las sardinas en la encimera para intentar cogerlas poniéndose de puntillas. Ya tuvo mala suerte, pues al retirar el primer bote que alcanzó, los botes que había encima de ese, se cayeron y del susto, Juan se agarró de la leja empeorándo la situación aún más. Todos los botes, latas en conserva y pastas, se estrellaron contra las losas de la cocina con un ruído atronador para el. Montxo salió despavorido y se tumbó junto a Nemo en el salón. Los botes de cristal no sobrevivieron a la caída, las latas se abollaron casi todas y la cocina acabó hecha un asco.

Por un momento se quedó quieto y tras barajar mil opciones en su cabeza, que se podían resumir en dos , trincó la cerveza y las sardinas diciendo:

– Primero me fumo el porro y luego limpio todo esto.- y así fue, pero dos horas más tarde, cuando se despertó de sopetón tumbado en el sofá, por un lenguetazo en la cara por parte de Montxo. Tras limpiar volvió a su casa bastante agotado. ¡Qué buen material se había fumado!

Al siguiente día, su madre lo despertó avisando de que tenía otro posible trabajo para el. Juan abrió los ojos de par en par y miró a su madre desde la cama con cara de susto. No se la esperaba tan encima de el, pero debía ser algo importante para entrar así en su habitación. Ya tenía dieciocho años y necesitaba de cierta intimidad.

– Juanico, esta mañana me he enterado por Pura la frutera, que Paco Navarro necesita a alguien para cuidar su pequeña granja. Dice que ya no tiene fuerzas para dedicarle tiempo y que sólo le quedan sus gorrinos.

– ¿Navarro? ¿El viejo forrao ese?- se incorporó con alegría, pues sabía por oídas que cualquier favor que se le hiciera a ese hombre, se pagaba muy bien. – ¿Y cuántos cerdos tiene? ¿Hay que limpiar toda la casa?

– Dicen que le quedan unas veinte hembras y a la granjilla con darle una primera limpieza general y luego mantenerla, le bastaría. Esto sería para varios meses y te puedes sacar un buen dinerillo para el viaje ese que quieres hacer. También puedes acordarte de tu madre cuando cobres.

Ambos se rieron a carcajada limpia y al acabar, Juan le dio las gracias a su madre por el chismorreo tan suculento. Se duchó bajo el agua fresquita de su ducha cantando “Du Hast”. Comió unas magdalenas con un vaso de leche, cogió su mochila para salir de casa y casi se le olvidan las llaves de la casa de la farmacéutica.

Se dirigió directamente a la casa de Navarro y habló con el sobre las condiciones. En un pueblo tan pequeño, la ventaja es que prácticamente todos conocen a todo el mundo y a él lo había visto crecer. Le gustó que Juan tuviera iniciativa en ir a buscarle, pues la mayoría no le dirigían mucho la palabra por lo arisco que era. El viejo conocía su defecto, pero en su mente franquista, no tenía ninguna intención de cambiarlo para lo que le quedara de vida.

– Muchacho, si haces bien tu trabajo, podrás hacerlo hasta que consiga vender el terreno o se me mueran las marranas.- Juan no pudo aguantar la risa.- Son mis marranas y las tengo un cariño especial. Más que a algunos vecinos y familiares. Ahora, también te digo que como se mueran por tu culpa, perderás el trabajito y un cuarenta por ciento de las ganancias totales. ¿Aceptas el trato, esmirriao?- y le extendió la mano.

– Trato hecho.- contestó Juan, extendiendo su mano para confirmar su acuerdo. Cuidar de unas marranas no podía ser tan difícil, ¿no?

 

Esa misma tarde, Juan y el Sr. Navarro, quedaron en su pequeña granja. Allí le explicó todo lo que necesitaba saber sobre su trabajo. Le mostró el cobertizo donde guardaba la mayoría de las herramientas y utensilios. Las que eran para el arado ni siquiera iba a tocarlas, pero ahí estaban. Pero por supuesto, lo que más le llamó la atención fueron las veinticuatro cerdas que tenía en la pocilga, donde el hedor de la mierda era puro y difícil de olvidar. Incluso a las horas de salir de allí, ese olor se quedaba incrustado en las fosas nasales. Las cerdas estaban bien criadas, algunas más gordas que otras, pero todas bien hermosas. Una de sus obligaciones sería sacarlas a pasear dentro de un cercado para mantenerlas en forma y el se reía por dentro pensando en que eran jamones caminantes. ¿Serían obedientes estas marranas? Ni idea, aún quedaba tiempo para descubrirlo.

Cuando el viejo terminó de darle las instrucciones sobre las tareas que le encomendaba, introdujo su mano en el bolsillo del pantalón y le sacó un juego de llaves que llevaba una oveja naranja como llavero para distinguirlas.

– Aquí tienes, chico. Las llaves de lo que me queda de granja.- Juan las cogió y guardó en el vaquero.- Creo que me he explicado con suficiente claridad sobre todo lo que quiero que hagas aquí. Si te surge alguna duda, puedes llamarme al mismo número que te dí esta mañana. No te molestes en mandarme mensajes. No se abrirlos, contestarlos ni borrarlos.

– Nunca he cuidado de ninguna granja y menos de unas cerdas, pero le prometo, Sr. Navarro, que lo haré lo mejor posible. No le defraudaré.

El Sr. Navarro le miró enarcando la ceja derecha y dejó escapar una sonrisa.

– Espero no haberme equivocado al depositar mi confianza en tí. No sabes cuan importantes son estas marranas para mí. Son las últimas que mi señora crió antes de fallecer. No hará falta que te vuelva a repetir lo que sucederá si a mis animales les pasa algo por tu culpa.

– No, señor. Todo me quedó clarísimo. Más claro que el agua del río del que bebemos para saciar nuestra sed. (Ni el mismo se creyó esta cursilada)

– Bueno, chico, me marcho.- El viejo salió por la puerta principal y Juan se quedó atento para escuchar el arranque del motor del Land Rover. Cuando el sonido del vehículo se perdió en la distancia, lo primero que hizo fue acordarse de su colega Pedro. Le envió un mensaje con la buena nueva del trabajo conseguido y el otro no tardó en contestarle.

CONTINUARÁ…

Escrito por Luis M. Sabio