Matando moscas con el rabo

REPLICANTE: PARTE 6

“SUPREME”

– ¿Cómo que no hay tiempo? Merezco una explicación de lo que está pasando.- dijo María.- ¿Por qué me apartas de un manotazo? ¿Cómo puedes estar llevando un arma? ¿Cuánto tiempo he estado dormida?

– Te lo explicaré en un momento, pero para empezar te diré que ni soy Jorge, ni tu eres María. Mi nombre es AX-8 y tu eres una replicante.

Se dio la vuelta y comenzó a andar por los pasillos, iluminados precariamente con neones azulados por el techo y el suelo. El arma en alto siempre preparado para cualquier imprevisto. Su salvador, Leafar y la chica corrian tras el quedando María un poco rezagada. Giraron a la derecha, luego a la izquierda, de nuevo a la derecha, bajaron unos escalones que flotaban en el aire (no le dio tiempo de analizar la situación), todo demasiado deprisa, hasta que Leafar dijo:

– Aquí, ésta ser.

– Abrela ya.-  le ordenó AX-8.

Leafar la activó y la “persiana” bajó. Entraron y se relajaron un poco cuando la puerta se cerró. María y la chica se quedaron boquiabiertas ante el espectáculo. Jamás habían visto tanta maquinaria junta y menos tan sofisticada que parecía sacada de alguna película disneyana con toques alienígenas. ¡Cuánto color! Aquello era un laboratorio enorme.

– Tenemos que enviarlas al 2012 con AX-7, necesitará su ayuda.- comentó AX-8.

– Sabes que eso no ser posible, amigo, pero si ella te lo ordenó, tendrá un plan alternativo trazado. Haré lo posible- contestó Leafar. Se dirigió a una pared lisa que había al fondo.- A ver que tener aquí…

– Quiero saber de que estáis hablando, ¿qué buscais?- preguntó María y luego miró a la chica- ¿A ti te han explicado algo?

– Si, claro que me explicaron,prácticamente me contó su vida antes de arrancarme de mi Tierra y arrastrarme aquí en una bola voladora, habían matado a mi novio y por lo visto eran peligrosos. No entendí nada, tía, no me contaron nada, estoy casi peor que tú. Sólo se que aquí yo soy la única humana y que te necesitan para que salves a la humanidad.

AX-8 se acercó al escucharlas cuchicheando.

– Ésto en realidad no tiene nada que ver con vosotras, bueno en parte sí contigo (señaló a María) tu eres una creación muy valiosa para Supreme…el primer ser humano creado por ellos. A eso le llamamos replicantes, clones lo llamábais vosotros. Tenemos una misión que afrontar y siento no poder explicarte los detalles, pero tenemos que regresar.  Toma (le dio un arma a María), sabrás com usarla, serás humana, pero tienes unos chips instalados para que les seas una mascota útil y manejable.

– Espera un momento, tengo que afrontar esto…¿Y esta nave no la controla nadie?¿Cómo es que  no vienen más como Leafar a matarnos?- divagó Maria.

– Ésto no es una nave, es un edificio corriente, quizás un poco más alto de lo normal…estamos en la Tierra, te lo digo por si lo dudabas. El caso es que AX-7 te necesita allí porque tienes un poder oculto que te instalaron por recomendación de ella, pero no de manera oficial y éste tipo (Leafar) fue quien te acabó de diseñar y crear.

– Y muy bien que ha salido mi bebé, mi criatura.- dijo este sin dejar de teclear en la nada, de pronto, en la vacía pared se comenzaron a encender pantallitas. Leafar tecleó un código en un teclado que flotaba en el aire y tras una intensa espera de 0,3 segundos, aparecieron en todas las pantallas la misma palabra: MARI-AX.

Corre, Jenny, corre!

¿Ha llegado el fin del mundo y seré la primera en morir?

JENNIFER VUELA ALTO

Jennifer apenas podía correr ya; estaba empapada y muerta de frío. Los árboles le parecían todos iguales y la lluvia le borraba las lágrimas del rostro. Cuando empezaba a perder toda esperanza por culpa del flato, divisó a poca distancia lo que parecían las luces de alguna vivienda no muy retirada de la carretera principal. Cambió deprisa de dirección, corriendo hacia a aquellas luces como hizo Caroline. Aún no gritó pidiendo auxilio, pues temía que aquella cosa que había matado a su Antonio (y tomado su forma) la escuchase y eliminase de la faz de la tierra.

Llegó a la entrada de lo que resultó ser una casa rural. De su interior provenían sonidos de una canción de Amaral mezclada con los comentarios de un partido de fútbol. No le importó en absoluto, miró el vehículo que había aparcado en la puerta (¡una salida!). No dudó en aporrearla con las pocas fuerzas que le quedaban y le pareció un minuto infinito lo que tardaron en abrirsela. La recibió una chica en camisón blanco y su largo cabello negro ocultaba su rostro. Su reacción inicial fue gritar y pegarle un puñetazo limpio en toda la cara.

– ¡Hostias!- exclamó Pablo cubriendose, ya tarde, pero por si acaso venían más…

Jennifer se llevó las manos a la cabeza.

– Uy, perdón, perdón, perdón.

Se acercó a el cogiendole de los brazos para ver si se encontraba bien. Pablo se arrancó la peluca lanzándola al sillón más próximo y luego se detuvo un momento a analizar con la mirada el rostro de la dulce invitada sorpresa. Un hilillo de sangre le corrió desde la nariz y éste se lo limpió con la manga.

-¿Tú quien eres?

– Perdón, me llamo Jennifer, por favor, tienes que ayudarme a alejarme de aquí. He visto que tienes coche. ¿Dónde están las llaves? Vámonos, que algo raro está pasando y han matado a mi novio.- Pablo alzó las manos (STOP) pidiendo que detuviese sus argumentos.

– Espera un momento. ¿Que han matado a tu novio?¿Dónde?

Justo en ese instante fue cuando Pablo se fijó relamente en el aspecto de Jennifer. Estaba empapada y su ropa manchada de lo que parecía sangre y barro. La volvió a mirar a los ojos y todas las ganas de cachondeo que tenía, escasos dos minutos antes, se esfumaron en un santiamén. Había que actuar en frío, desde luego.

– Cierra la puerta.- le ordenó a la chica- Vamos a llamar a la Policía . Sobre todo debemos mantener la calma.- se acercó a la mesita que había ante el televisor para coger su móvil.- ¡Vaya! No hay cobertura, qué típico. Cuando realmente los necesitas no hay cobertura, se te ha gastado el saldo o no te queda batería. Joder, ¡qué asco más grande!…¡Joaquín! – mirando al final de la escalera- ¡¿Habéis acabado ya?! ¡Necesito que bajes un momento!¡Es urgente!…cabrón.(Ésto último lo dijo más bajito, pues había escuchado el frenesí que tenían montado…se estaba follando a su novia y a la chica que amaba en secreto.)

– ¡Un momento, ahora mismo bajo!- se escuchó decir a Joaquín. Jennifer rompió a llorar y Pablo no supo si pensar que esa chica contba la verdad o es que se trataba de una loca que se había cargado a su novio. La cosa no pintaba bien. Nada bien.

POM! POM! POM! POM!

Golpearon la puerta fuertemente y Jennifer, que la tenía a sus espalda, dio un respingo soltando un grito ahogado. Pablo le hizo señas para que permaneciera en silencio y se acercó a la puerta sin mirilla.

POM! POM! POM! ¡ABRID LA PUERTA MALDITA SEA!

Reconoció esa voz.

– ¡Es Dani!- suspiró aliviado y abrió la puerta. Dani se abalanzó a el antes de que esta se abriera por completo, tenía los ojos desorbitados e inyectados en sangre. Lo cogió del camisón y entre una respiración entrecortada, balbuceó palabras desesperadamente. Pero por desgracia, por más atención que querían prestarle, Jennifer y Pablo no conseguían entenderle una palabra.

– ¡Relájate! ¿Qué ha pasado?

Dani retrocedió para cerrar la puerta echando el cerrojo y la cadena.  Ahí apoyado, el temblor le confirió un aspecto de un  niño pequeño cuando se asusta en la oscuridad y escucha ruidos extraños que no existen. Al estarse quieto, un charco comenzó a formarse a sus pies. Se dio la vuelta sin dejar de apoyarse en la puerta y Jennifer se fijó en que este tambien tenía manchas de sangre y barro en la ropa.

– Erika está muerta.-sollozó este.

– ¿Qué dices?- preguntó Pablo, casi lo exclamó.

– ¡Que Erika está muerta, coño!- las lágrimas le traicionaron y decidieron escaparse por sus mejillas. Jennifer se dirigió hacia el.

– Tambien han matado a mi novio, quien sea, vendrá a por nosotros, estoy segura. ¿Y las llaves del coche?

– ¿Tu quien eres? Tenemos que llamar a las autoridades para que venga por lo menos el ejército.

– ¿El ejército? – intervino Jennifer- Los teléfonos no funcionan, señorito. No hay tiempo que perder. Soy Jennifer y dejad ya de una maldita vez de preguntar quién soy. Soy una víctima que necesita ayuda.

Joaquín asomó por las escaleras algo desaliñado.

– ¿Qué demonios está pasando aquí? ¿Quién es esa?

“Esa” corrió escaleras arriba y se detuvo a un palmo de el.

– ¡Está muriendo gente ahí fuera! Llevo una noche paranoica y no se si es peor eso que encontrarme con unos imbéciles que no dejan de hacer preguntas estúpidas. Así que dímelo tú; ¿dónde están las llaves del puto coche?

– No te acerques ni un milímetro más, pirada.- miró a sus amigos- Explicadme un poco más de que va esta película, porque no me estoy enterando.

– ¡Hay un monstruo en el bosque!- gritó Dani.

Todos le miraron y el ambiente quedó en un silencio sepulcral por unos segundos, hasta que Dani decidió seguir hablando.

– Escuchadme…ví un árbol gigante con dientes afilados que corría tras nosotros, apareció de repente, no tuve…no tuvimos tiempo de reaccionar demasiado. Agarró a Erika, la levantó y la partió en dos como si fuera una ramita seca. Sé que parece una locura, pero os juro por lo más sagrado que desearía que lo fuera o que me despierte ya de esta pesadilla.

– ¿Dónde está ese árbol?- preguntó Pablo algo excéptico.- Mira, que yo estoy fumado, pero tú estás peor. Estás mezclando un asesinato con El señor de los anillos.

TOC! TOC!

Los cuatro se sobresaltaron. Ninguno se atrevía a abrir la puerta. ¿Quién mas iva a venir a la “Escapada loca del coño”?

TOC! TOC!

Tras la puerta, una voz decía:

– ¿Hola? Perdonad, ¿tenéis un teléfono? Necesito hacer una llamada. No encuentro a mi novia, creo que se ha perdido. Por favor, abridme, necesito ayuda. Ella está en tratamiento y necesita su medicación. Si no la toma, no sé de que sería capaz.

Jennifer se tambaleó  tropezando con un escalón y Joaquín la agarró a tiempo para mantenerla en pie.

– Es la voz de Antonio.-le dijo ella susurrante- Pero no puede ser el.

– ¿Estás segura de eso?

– Tuve su maldita cabeza en mi regazo y te garantizo que jamás he necesitado tratamiento psiquiátrico, esa cosa miente y sabe que estoy aquí…

Jennifer aprovechó el momento (Joaquin no quitaba ojo a la puerta mientras ella le hablaba) y esquivó a Joaquín para llegar a la parte superior de la casa. Estaba aterrorizada, así que abrió la primera puerta que pilló y se encontró ante una escena insólita e inesperada. Había dos tías enrollándose a lo loco en la cama matrimonial y se sobresaltaron del susto de la intrusión e intentaron cubrirse con las sábanas sus partes pudendas lo más rápido posible. Demasiado tarde. Se quedó helada por un momento sin saber qué decir y una de ellas empezó a hablarle. Qué vergüenza le entró.

– ¡Ey! ¿Quién coño eres tú?- le preguntó Sandra bastante ofuscada.- ¿No sabes llamar a la puerta antes de entrar o qué? ¿Necesitas que te partan la boca?

– Yo…yo de vosotras, me vestiría.- fue lo único que consiguió decir antes de salir y cerrar la puerta. Joaquín se le acercó, pero ella le rehuyó entrando en el baño y echando el pestillo.

Desde luego que estaba siendo una locura de noche para ella y no sabía si podría superarla jamás si sobrevivía. Pero lo primero era lo primero. Tenía que largarse de allí, así que se subió a la bañera y abrió la ventana. Se asomó para considerar la altura y vio unas cañerías a su izquierda. No lo pensó mas y se encaramó al alfeizar de la ventana. Sacó sus pies al exterior, pierna derecha y luego izquierda hasta quedar sentada bajo la lluvia. Se agarró a una de las cañerías y buscó un punto de apoyo con el pie derecho. Cuando creyó estar controlando la situación, resbaló cayendo de bruces y rodando por el fango, pero estaba viva. Tras levantarse dolorosamente y comprobar que podía andar, se dispuso a entrar en el bosque con una ligera cojera.

– ¡Eh, tú! ¡Espera! ¡No te vayas, ayúdanos!- le gritaron “las chicas del dormitorio” desde su ventana, pero Jennifer no miró atrás y siguió su camino muy a su pesar. Cuando solo había avanzado unos escasos quince metros, un chirriante y veloz sonido la hizo detenerse en seco. Provenía de encima de su cabeza, por lo alto de las copas arbóreas y algo grande cayó ante ella. Sus ojos no veían más que un surco circular en la tierra mojada y algunas malas hierbas aplastadas, pero sus sentidos le decían que había algo más.

No le faltó razón, pues donde no había mas que un surco, aparecieron dos personas de la nada.  Jennifer se escondió tras uno de los árboles agachándose, pero sin dejar de observar aún la incrédula escena que ante ella acontecía. Los aparecidos eran un chico y una chica, iban ataviados con unos monos negros ceñidos como de cuero y lo más importante, estaban armados. Decidió no respirar siquiera con tal de que no la descubriesen. (Lugar equivocado, momento equivocado). Miró en ambas direcciones, pero no había forma de escapar sin ser descubierta, los árboles están bastante separados los unos de los otros. Pero tenía que mantener las esperanzas en que jugar al escondite le sirviera para escapar, hasta que el cañón de un arma le tocó la coronilla.

– IDENTIFICACIÓN.- dijo el ser masculino.

– ¿Mi DNI? ¿En serio?- logró decir Jenny estupefacta- Ehm…no lo llevo encima.

– Date la vuelta, niña.- y ella obedeció

Vio las armas con las que la apuntaban ahora los aparecidos, eran blancas y extrañas con circulos de color verde agua brillante. Naturalmente ella se derrumbó en lágrimas ante su trágico fin.

–  Por favooor (sniff) dejad que me vaya que yo no he hecho nada malo. Es solo la mala suerte que me persigue.

El aparecido se dirigió a la otra para hablar con ella. La miraron con lástima y a Jennifer no le parecieron personas normales, pero lo aparentaban.¿Serían extraterrestres? ¿Era verdad que el fin del mundo estaba llegando y ella sería una de las primeras víctimas en ser aniquiladas? La cosa hembra le habló.

– ¿Qué ha sucedido aquí? ¿Has visto algo extraño? ¿Cuál es tu nombre?

– Ésta noche he visto cosas muy extrañas, si, claro que las he visto. Algo ha decapitado a mi novio, he tenido que huir atravesando el bosque bajo una lluvia torrencial, he encontrado una casa rural llena de frikis y no sé, vosotros os habéis aparecido ante mi de la nada volando. Entonces, ¿no vais a matarme?

– No, soy AX-7 y éste es mi compañero AX-8, hemos venido a intentar evitar un desastre, creo que hemos llegado algo tarde a la cena, pero la fiesta está a punto de empezar. ¿Dónde queda esa casa rural de la que hablas?

– Allí- señaló ella a sus espaldas, pero la oscuridad le impedía ver más allá.

– Ya la veo. – dijo AX-7- Están en problemas AX-8. Escúchame,  ésto es una orden, tienes que llevarte  a la chica…

– Mi nombre es Jennifer, pero me podéis llamar Jenny si me sacáis de esta.

AX-7 la miró desafiante y se apartó alejándose un poco junto a su compañero. No quería ser escuchada por la humana.

– ¿Cómo quieres que la saque de aquí? Dijiste que íbamos a hacerlo juntos. Que aplastaríamos a esos nanobots con el As que tienes guardado en la manga.- le dijo el.

– Pero también recordarás que te dije que había que contar con imprevistos y este es uno de ellos. Al menos quedaría un humano al que hayamos salvado la vida y serviría para perpetuar su especie en caso de fracasar mi otro plan.

AX-8 frunció su falso entrecejo.

– No me dijiste que fuera a ser tan complicado. ¿Quieres que viaje a nuestro tiempo llevándola conmigo para salvar su especie? ¿Por qué Supreme no ha hecho eso antes y se evitaban tener que fabricar a unos robots como nosotros?

– Por eso mismo, porque lo intentaban, pero sus proyectos son aún más ambiciosos. Se hacía sufrir bastante al ser humano, pero una nueva ley les hizo cambiar de sistema. Ahí es donde entra Gea- Zero, que están totalmente en contra de esa norma. Recuerda que aunque sean la competencia, existían antes que Supreme y deja ya de cuestionarme.

– No te cuestiono, pero es que no pienso dejarte sola con “destructores”. Además, no me has explicado aún lo de tu As en la manga.

Jennifer intentaba enterarse de la conversación, pero al estar algo retirados, solo escuchaba retazos de la misma como “hacer sufrir bastante al ser humano, nueva ley, Geazero, Supreme”…demasiada información para ella, que no sabía como conectarla en su cerebro para encajarlo y llegar a comprenderlo. Esperó con paciencia su destino mirando en la dirección por la que había venido. Unos gritos interrumpieron la conversación.

– Tienes que confiar en mí. Mi contacto os tratará bien, pero debes protegerle también. Ésta noche habrá un cambio de planes para Gea- Zero- dijo AX-7- Su nombre es Leafar. Toma, coge ésto.- y le extendió un brazalete plateado con interruptores rojos- Llévate a la chica y dile que el Plan B ya está en marcha, que cumpla su parte y que salve nuestro proyecto MARI-AX.

– Pero…-comenzó a decir AX-8, pero su compañera se cansó de dar explicaciones y corrió hacia la casa rural. AX-8 miró a la indefensa Jenny y se acercó a ella.

– Levanta, vamos a realizar un pequeño viaje VIET.

– ¿A donde me vas a llevar?

– Al futuro.

-¿Venís del futuro? ¿Cómo terminators?

Jennifer se puso en pie. La verdad es que le temblaba todo el cuerpo, pues entre el frío y todo lo que le estaba sucediendo, lo últmo que esperaba era un viaje en el tiempo. Alucinaba.

– Bueno, más o menos (se burló AX-8) ¿de donde crees que sacó Cameron su idea? Es más real de lo que puedas llegar siquiera a imaginar. – cogió a Jenny de la muñeca izquierda, se había colocado el brazalete, que se conectaba directamente con su sistema interno. Introdujo el código que su compañera le había dado: MARIAX2058.

De pronto, Jenny se vio encerrada junto al aparecido (que humanamente no estaba nada mal…), en una esfera traslúcida. ¡Qué surrealista!

Para colmo de males, aquella esfera comenzó a elevase lentamente y ella recordó su vértigo cuando estaba a solamente unos diez metros de altura. No tuvo tiempo ni de expresar su miedo, pues la esfera cogió una velocidad que si no era la de la luz, poco le faltaba La mejor opción le pareció fue agacharse y agarrarse a los pies de la máquina.

La presión no era un problema, pues la esfera estaba preparada para aguantar esas presiones tan elevadas. Es más, su capa exterior succionaba esa presión y la convertía en fuerza de propulsión ( mayor presión=más velocidad). En el interior de la esfera apenas se percibía y Jenny cerró los ojos pensando en sus padres, en su familia, sus amigos, el mar, con sus delfines, en corazones, en una buena paella, en comerse una chocolatina “Huesitos de Milka”, …en fin, en cosas y momentos que la hiciesen olvidar que estaba volando hacia el futuro a no sé cuantos millones de kilómetros por hora.

esfera

Escrito por Luis M. Sabio Destino:2058

Anuncios

33 comentarios

  1. …Y lo vas a dejar así??? NOOOOO, ME NIEEEGOOO!!, yo también quiero saber cuál es el As debajo de la manga….y todo lo demás….nada, q no me conformo con este final, ea.

    marzo 25, 2012 en 12:29 am

    • Por supuesto que no es el final, han quedado personajes sin saber qué les ha pasado…pero como ves se me ha alargado un poco más, así que no volveré a anunciar el final de una historia porque el final llega cuando le toca. No puedo dejar abiertos tantos frentes. Espero que al menos te parezca interesante y como siempre, ES UN PLACER TU VISITA. Siempre bienvenido todo el mundo, un beso guapa.
      Pd. ¿Alguna sugerencia? ¿Te has dado cuenta del homenaje a tu marido? Es importante…y como lo prometido es deuda, ahí queda plasmado, LEAFAR.

      marzo 25, 2012 en 12:45 am

  2. Pues no me he dado cuenta, porque no recordaba que ese era el nombre que él te había dicho, ¡¡Cómo pa acordarme de todo lo que dice mi marido!! jajajaajja…

    marzo 25, 2012 en 1:09 am

    • Ese no es el nombre que me dijo, era Raikur. Esta era le mención especial.Ya verás.

      marzo 25, 2012 en 2:03 am

  3. Rosana

    como te gusta hacernos sufrir!!!!!!!!!..jejje por otro lado me alegro que aun quede algun capitulo mas bonito!!!,ofu…que interesante esta la cosaaaaaaa

    marzo 25, 2012 en 5:30 am

    • Jeje gracias Barbie, no es que quiera haceros sufrir, pero no puedo evitar explicar las cosas y se me ha alargado un poco más…ya ves, no diré mas cuando escribiré el final porque es el final quien me buscará a mi. Hay cabos sueltos y debo atarlos bien para cerrar capítulo. Un saludo

      marzo 25, 2012 en 3:08 pm

  4. MARTA MARTIN

    Madre mia genial!!! Chico de verdad te has metido en un lío a mi parecer… Porque si no nos hubieras gustado pues nada que mas da como acabe… Pero es que veo que nos has encantado y queremos mas… Así ale!!! A cortárselo… Por cierto ne gusta mas un KIT kat que la chocolatina milka Jajaha me encanto… Felicidades cielo… Muackkk y suerte con espero lo que no sea tu final … Jijiji

    marzo 26, 2012 en 1:53 am

    • Joder Marta, muchas gracias por ese comentario tan bonito. Me encanta que os encante. Vosotros hacéis que me inspire en escribir y aunque parezca que tenga mala leche por lo que cuento y como lo hago, es con todo mi cariño. Vosotros me hacéis seguir.
      A mi el Kit Kat me encanta, el Mars, Snickers, Bounty…en fin, todas ellas me las como dobladas, pero ahora mismo he descubierto los Huesitos Milka y me tienen drogado. Será la novedad, o no pero están que te cagas de buenos. Por eso aparecen en la historia, por mi antojo del momento ejjeje

      marzo 26, 2012 en 2:42 am

      • Bueno, hoy estoy que salto de alegría. Me han concedido un premio por mi estilo.
        premio a tu estilo
        Me lo concedió Lola en su blog de saladosypostres
        Ya me dirás si tengo que hacer yo algo o tengo que conceder este premio a otros 15 blogs. Me puedo inventar yo un premio??
        Gracias por tu comentario sobre mi blog: Porque cuando lo comiences a leer, volverás a seguirlo
        Éste premio es el que te concedo a tí en exclusiva, un besito.
        lola reina de los postres

        marzo 26, 2012 en 4:40 pm

      • MARTA MARTIN

        oye no se dice tacos xdxdxdxdxdxd

        marzo 26, 2012 en 10:35 pm

      • Aquí si. Es como la república independiente de mi blog, pero no insulto a nadie, más que en la historia. Es que a veces la gente somos mas ordinaria de lo que nos pensamos. Habría que grabarnos jajaja.

        marzo 27, 2012 en 12:00 am

  5. MARTA MARTIN

    xdxdxddx que cosa mas simpatica ajajajajajaj y el mio super gracias por ser como eres voy al blog a ponerlo muackkkkk

    marzo 26, 2012 en 10:34 pm

    • Gracias!

      marzo 27, 2012 en 12:01 am

  6. ¡Anda que no estoy yo orgullosa ni “ná”! Me ha encantado mi premio hecho en exclusiva para mi.
    ¡¡Besos guapo!!

    marzo 26, 2012 en 11:07 pm

    • Un saludo, espero que esta continuación haya sido de tu agrado. Un besito.

      marzo 27, 2012 en 12:02 am

  7. Holaaaaaa Luismi, que chévere estar aquí para leer tu linda historia, me encantó el nombre de los personajes, la narración, la escritura… te felicito por ello y sobretodo por el talento de tu imaginación.
    Siempre me imaginé en naves del futuro, y también en máquinas del tiempo, sería fantástico que existieran, no crees?.
    Te dejo un abrazote y me gustó estar aquí.

    marzo 27, 2012 en 5:25 am

    • Un abrazo Nuria. Gracias por pasarte y comentar, por supuesto que estaría bien que existieran esos cachivaches, pero en manos del hombre conllevarían a su propia destrucción. El poder de la soberbia y la avaricia del dinero rompen el saco del hombre bueno.
      Pero solo me pregunto una cosa: ¿Sabes que en esta historia no hay naves del futuro? Me lo pregunto porque tus comentarios son curiosos. Un saludo.

      marzo 27, 2012 en 7:11 am

      • MARTA MARTIN

        Jajajajajaja jajajaja jajajaja

        marzo 27, 2012 en 10:21 am

      • Traviesa…

        marzo 27, 2012 en 10:31 am

      • MARTA MARTIN

        Ummmm si solo me he reído…

        marzo 27, 2012 en 10:33 am

      • jEJEJEJE

        marzo 27, 2012 en 11:06 am

  8. Holaaaaaaa, de nuevo otra vez por tu acogedor espacio.
    Te doy toda la razón y me rectifico.
    Sucede que cuando iba leyendo tu historia, y justo por aquí:

    – levanta, vamos realizar un pequeño viaje VIET

    – A dónde me vas a llevar

    – Al futuro

    – ¿Venís del futuro?

    – ¿Cómo Terminators?

    Entonces, mi imaginación voló y conmigo la idea de las naves del futuro.
    Tu historia es genial, personalmente, me gustó mucho.
    Tienes pasión para narrar y te felicito por ello.
    Te dejo un abrazoteeeee desde Perú, fue grato volver y gracias por tu visita también.

    marzo 28, 2012 en 3:55 pm

    • Es precioso eso que dices, pues si tu imaginación vuela más allá de la pantalla de este ordenador, significa que la historia logra absorberte cuando la lees. Objetivo conseguido. La verdad es que todos los que me comentáis, alimentáis mis ánimos para seguir escribiendo. Muchísimas gracias a tod@s.
      Gracias por leer

      marzo 28, 2012 en 7:17 pm

  9. Tu publicación es genial, de las que deboras para llegar al final pero no quieres que llegue ese fin para que nunca se acabe.
    Por falta de tiempo he leido la mitad de esta parte, es para recrearse leyéndola y no quiero leer la otra mitad sin entregarme del todo.
    Mañana será lo primero que haga.
    Vuelvo a darte las gracias por tu bonito premio exclusivo que luzco con orgullo en la sidebar de mi blog.
    ¡Muchos besos!

    marzo 28, 2012 en 9:26 pm

    • De nada, es más orgullo para mí que lo hayas visto digno de lucir en tu blog. Lo hice por gusto y mira por donde. Me alegra que la historia te enganche. Un besito

      marzo 28, 2012 en 10:53 pm

  10. Sigue tan interesante
    ¡Besos!

    marzo 29, 2012 en 6:17 pm

    • Otro beso para tí. Ahí estoy liado con la continuación de la historia y otras que tenía en el tintero, habrá que ir preparándolas. Gracias por la visitilla.

      marzo 29, 2012 en 6:21 pm

  11. Ismael

    Soy un lobo hambriento con ganas de más!!

    marzo 30, 2012 en 12:33 pm

    • Jajaja pues muchas gracias por pasarte por aquí y comentar, no te esperaba. Toca esperar un poco más, pero sabes que estoy escribiendo porque me has visto. Mientras tanto puedes comerte unos lacasitos. Un abrazo.

      marzo 30, 2012 en 6:10 pm

      • MARTA MARTIN

        O un KIT kat… Xdxxdx

        marzo 30, 2012 en 9:07 pm

      • También por supuesto.

        marzo 30, 2012 en 9:44 pm

  12. Niño! Que sepas que no me había olvidado de ti 🙂 Me ha encantado y… ¿quién sabe? igual esto se acaba convirtiendo en una novela de 500 páginas xD Sobre todo me quedo con la frase: “Mira, que yo estoy fumado, pero tú estás peor. Estás mezclando un asesinato con El señor de los anillos”. Ahí me he partido a risotada limpia.

    ¡Un besote!

    marzo 31, 2012 en 4:39 pm

    • Eso pretendo, arrancar también unas risas. Si algo que lees te provoca algún sentimiento, es que ha merecido la pena leerlo. 500 páginas es hablar demasiado creo yo, pero temo que se prolongará más. Siento a quien le moleste, pero es lo que me ha pasado con improvisar. Gracias por tu visita y por comentarme por aquí. Un abrazo.

      marzo 31, 2012 en 10:38 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s