Matando moscas con el rabo

REPLICANTE: PARTE 1

¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? Que gran canción. La respuesta a estas preguntas estamos de acuerdo en que somos humanos y venimos de nuestros padres o si nos ponemos delicados, también podríamos decir que somos el resultado de la evolución con su selección perversamente natural de la especie y que venimos del mono, que proviene de seres acuáticos microscópicos y ancestrales.
A lo que iba; Jorge y María iban conduciendo de Almería a Málaga por la costa aquel martes cuando la luz del Sol ya se había escondido tras las montañas aún desprovistas de su manto blanco que le regala el invierno todos los años por éstas fechas.
María estaba deseando llegar al destino para volver a ver a unos amigos que no veía hacía años. Estaba contenta también porque su amigo había decidido a ir con ella a ese viaje, aunque no conociera a ninguna de las personas a las que iban a visitar. Yendo de copiloto, lo mínimo que podía hacer era entablar conversación, pero tras hora y media ya no le quedaban ganas, así que cuando Jorge le propuso poner algo de música, no dudó ni un instante en poner su CD favorito y darle caña.
Los timbres de sus voces se fundieron de manera extraña con la música y la oscuridad rodeaba al vehículo al amparo de las luces de unas pocas farolas.
No se habían dado cuenta, pero hacía un rato ya que ningún otro coche transitaba esa carretera y mientras se adentraron en uno de tantos túneles que se habían encontrado durante su trayecto, desgañitándose con ” Como un martillo en la pared”.
– Oye, éste túnel nunca acaba ¿ o qué?- comentó Jorge.
– La verdad es que ni me he fijado cuando hemos entrado.
En ese momento las luces del túnel se apagaron de sopetón y Jorge levantó levemente el pie del acelerador sin llegar a parar, pero un gran estruendo metálico y ruídos de motores inmensos comenzaron a acercarse vertiginosamente hacia ellos unos metros más adelante, así que decidió frenar en seco.
Los dos se cogieron de la mano y al unísono se les erizaron los vellos de los brazos, se les desencajaron las mandíbulas y abrieron los ojos tanto como si hubiesen visto un fantasma.
Ojalá hubiera sido eso.
Unas luces rojas aparecieron ante ellos y sobrevolaron por encima del vehículo, tenían el corazón en un puño y tras los gritos de ambos por el susto inicial, otra luz cegadora les atrapó al igual que lo había hecho antes la oscuridad de la noche.
– Ya estamos llegando.- dijo Jorge.
María abrió los ojos algo confusa. Mirándola, pensaba que menuda desfachatez había tenido al quedarse dormida. El estaba intentando hacerle un favor y a ver si pillaba ya las indirectas que tanto tiempo llevaba apuñalándole en la cara, pero que ni una sola fisura le hacían a ella. Éste viaje significaba mucho para él y pensaba aprovecharlo para decirle sin rodeos los sentimientos que sentía hacia ella. pero ahí estaba ella, recién despertada de algún mal sueño, pues miraba hacia el frente con el ceño fruncido y parecía muy concentrada en contar cada árbol que por el camino tan rápido aparecían como desaparecían. Así que decidió romper el hielo.
-¿Has visto la hora que es? Se me ha hecho muy corto este viaje.
Ella se volvió bruscamente hacia el.
-¿Qué insinúas?- Él no se esperaba esa reacción, claro.
– Ehh,..nada. Sólo eso, que hemos tardado menos de lo calculado, no se, lo mismo pisé el acelerador algo más de la cuenta…
– ¿Insinúas que recuerdas algo del VIET (Viaje Inter Espacio-Temporal) que hemos hecho? Habla, humano o procederé al borrado de tu memoria de una forma más contundente y eficaz que la de mis creadores.
– Pero, ¿de qué hablas? ¿Qué te pasa en la cara? ¿Por qué te sale humo de…la nariz?
María golpeó el salpicadero del coche y Jorge no entendió lo que vió, como una luz azulada era atraída de todo el vehículo hacia el brazo de ésta y el motor cesó en sus funciones.
Jorge no esperó a ver más y dejó que el terror se apoderaran de su mente y su cuerpo. Se quitó el cinturón, abrió la puerta y se lanzó a la carretera con el coche aún en marcha por la fuerza de la inercia.

 Continuará…

Escrito por Luis M. Sabio

Anuncios

24 comentarios

  1. Me cago en la mar XDDDDD sí que me suena, sí 😛 voy a la segunda parte!!

    diciembre 12, 2011 en 8:35 am

    • Que lo disfrutes, sólo espero eso. Un beso y gracias por tu apoyo.

      diciembre 12, 2011 en 11:31 am

  2. Rosana

    jajjjajjajja que buenoooooooo,que bien escribes joio!!!!…a mi tambien me suena de algo,solo espero que no aparezca la dama del parraque en medio de la oscuridad jijiji….voooooy a por el second baby

    diciembre 12, 2011 en 12:05 pm

    • Gracias Madamme Boutique. Que bueno lo de la dama del parraque, pero creo que en esta ocasión no hay hueco para la comedia. Así que ya inventaré algo que sea más gracioso. Si te has dado cuenta, no describo a los personajes en ningún momento y dejo volar la imaginación del lector. Un abrazo.

      diciembre 12, 2011 en 3:03 pm

  3. jajajaja, pues mira a mi la tal María me suena bastante, ¿Y crees que fué una posesión extraterrestre?, ¿Te has planteado lo de su problema de dualidad en su personalidad?, ¿Has pensado en que puso ser el camionero alemán?, ¿O quizás tenga múltiples personalidades?, personalmente pienso, que ese ramalazo en la mirada que deja entreveer por encima de las lentes, resulta más que inquietante, ¿No será bruja?….
    ¿Quizás la reencarnación de la Srta. Rottenmeier?….Piensa que estudió para educadora y es hija de uno de los cuerpos de las Fuerzas del Estado….humm, mezcla sospechosa.

    ¿Quizás el eslabón perdido entre Lisa Simpson y Brigedt Jones?…hummm…

    Estamos ante un misterio de proporciones interesantes, seguiremos investigando, seguiremos informando…

    diciembre 12, 2011 en 2:34 pm

    • Has dado en el clavo. Me has dejado de piedra…y meando sangre de la risa. Hasta mi Acho y mi Nemo (Mis perros), se han asustado del escándalo que he montado. Me encantan tus divagaciones personales y desde luego te vuelvo a agradecer tu visita por éstos lares, pues el buen humor es algo sano de compartir. Un besote.

      diciembre 12, 2011 en 3:20 pm

  4. [Me meo toa!]

    diciembre 12, 2011 en 10:50 pm

    • Pero no te lo hagas aquí encima, que acabo de fregar…¿Quieres una palangana?

      diciembre 12, 2011 en 11:37 pm

  5. jajajaja, Silvita méate agusto que ya lo he hecho yo a mediodía cuando escribía los comentarios y el Luismi ni se ha enterao, se seca rápido.

    A propósito de mearse, algún día os contaré una técnica de mi cosecha pa mear en plena playa cuándo no tienes ganas de meterte al agua para hacerlo jajajaaj….os juro que funciona y no se entera ni Dios 😉

    diciembre 13, 2011 en 2:07 am

    • No, o sea, no. No puede ser. Me quedo muerto y me caigo de espaldas.

      diciembre 13, 2011 en 2:28 am

  6. Pedazo relato,amigo,un saludo

    enero 30, 2012 en 4:23 pm

    • Muchas gracias por tu visita, en estos días publicaré el último post de esta historia. Me encanta que venga sangre nueva y opine para bien, para mal o para aportar algo que pueda a llegar a formar parte de uno de los relatos que aquí postearé. Un abrazo.

      enero 31, 2012 en 2:26 pm

  7. Muy bueno el relato, me dejastes con la intriga de como acabará. Un saludo!

    enero 30, 2012 en 4:38 pm

    • Ante todo gracias por pasarte por aquí y segundo, no te preocupes que el desenlace lo publicaré a lo largo de esta semana…¡Estoy limando el final!

      enero 31, 2012 en 2:28 pm

  8. MARTA MARTIN

    Buenísimo estoy intrigadisima… Me has sorprendido… Me voy a la parte dos… Muackkkkk

    febrero 22, 2012 en 11:09 am

    • Jejeje eso es bueno que te quedes con la intriga, significa que he conseguido que te enganches, al menos en principio.

      febrero 22, 2012 en 11:44 am

      • MARTA MARTIN

        En principio y al final ya voy por la cuarta parte la movida es que se me ha hecho corto xdxdxd

        febrero 22, 2012 en 11:50 am

      • Si, es que es una historia corta que se me alargó un poco y aún me falta el final…el apoteosis. Un besito

        febrero 22, 2012 en 11:53 am

      • MARTA MARTIN

        Que???? Que que???? Que no hay final???? Tu que has bebido? Jajaha

        febrero 22, 2012 en 11:56 am

      • Aún no, estoy en ello, pero requiere tiempo pues hasta que no me guste a mí, no lo publico. jajaja. ahí queda la intriga

        febrero 22, 2012 en 12:09 pm

      • MARTA MARTIN

        Xdxdxdxd y mi beso ? Y mi beso? Jajajaja

        febrero 22, 2012 en 12:12 pm

      • beso para marta
        Toma tu beso

        febrero 22, 2012 en 12:22 pm

  9. Matías

    Te animo…. a que sigas escribiendo estas entretenidas historietas. Son muy amenas y con argumentos muy específicos. Eso sí, me gustaría y te animo que algún día puedas lanzar en un libro todas bonitas cosas que compartes en este entretenido blog. Sabes que cuentas con mi apoyo.¡Ánimo….!

    enero 21, 2014 en 8:27 am

    • Vaya! Muchas gracias! Me alegra que te haya gustado esta primera parte del relato que de momento consta de 9 capítulos. Es una historia que iba a constar de dos entradas, pero por arte de magia se convirtió en algo más y mi mente es tan fantasiosa que la prolongó un poco más. Aún no está terminada y es una espinita que tengo pendiente de sacar fuera. Algún día la terminaré y espero no defraudar con el final que tengo maquinado.
      Te animo a que sigas leyendo este relato. Todo comienza con un viaje en coche, pero al final vuelan por una Almería llena de cubículos flotantes…

      enero 21, 2014 en 1:07 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s